Header Ads

important

EL DOMINGO DE LA SANTA HIJUEPUTEADERA

“Que se vea Sangre Hijueputa”, “Gobierno Hijueputa”, “Ustedes son unos guerreros los hijueputas”, no alcanzaban a ser las 4 y media de la tarde y ya había contado más de 300 hijueputazos en las tarimas de parte de los vocalistas. Como si el odio entrara más duro con el hijueputa por delante.

El segundo día de Rocal fue una fusión interesante, se agruparon géneros muy diferentes y entonces ahí sí podemos comenzar a hablar de diversidad, de Skateros, Punketos, Rockeros, rastas, todos juntos. La jornada la comenzó “Lo K diga el Dedo”, una banda que lleva ya tiempo en la escena, que tiene una propuesta que suena bien compacta y eso sí, muy tradicional, así mismo con “Chite”, que es una banda que personalmente me encanta porque son una representación muy buena de lo que debe representar un movimiento Punk. Me gustó mucho ver a Jorge Vanegas de “Vulgarxito” en tarima con ellos, Jorge al final se salió con la suya y volvió a la tarima de Rock al Parque aunque su banda no haya clasificado.

Continuó un bloque muy fuerte con bandas como K-93 y Fértil Miseria, la primera que tuvo un episodio que se puede clasificar de histórico o de muy tonto, que fue practicar las paredes de público chocándose unos contra los otros, se podrá ver muy chimba pero hubiera podido provocar un tropel de proporciones inimaginables. Y la segunda con una descarga de odio impresionante hecha música, las dos bandas muy representativas de su género y súper bien recibidas por su público que no paro de Poguear ni un instante.

Por el otro lado en el lago tronaba “La Urband”, banda amiga que cada día suena mejor porque se han dedicado a hacer carrera de ella y la vemos como una de las promesas de la música nacional.

Volvemos con el cuento de los periodistas, hermano, si a usted le dieron una acreditación úsela por favor, hemos visto especiales increíbles como el de “Vive In”, se han lucido, pero el 80% de los periodistas solamente llega a cubrir después de las 6 PM.

Musicalmente yo sigo esperando la promesa de los cinco jurados (que fue un pecado haberlos nombrado en un blog anterior) de los nuevos sonidos del siglo XXI, las nuevas tendencias, el futuro… No se ha visto, aunque el festival ha tenido una calidad musical impecable que no se puede negar que acá confirmo mi teoría de que la escogencia de las bandas este año no estuvo alineada por las razones que los jurados dieron, hay mucho músico repetido en diferentes bandas que año tras año sólo cambian de banda y en realidad, hablando con huevos y con la verdad, lo que hemos visto son los mismos géneros de siempre, eso sí, buenas propuestas, buena calidad, rico Rock ¿pero de innovación?.

Y hablemos un poco de esto, porque es que esos son los géneros del Rock, los que se venden, tener un “Rock Nacional” no es sencillo, hay que buscar fusiones que funcionen de verdad, que generen ritmos nuevos, no como el “Tropi pop”, eso no es un ritmo nuevo. No importa si desde acá hacemos Punk, Rock, Reggae, Pop, eso no importa, lo que importa es que lo hagamos bien, que lo hagamos con clase, con categoría, miren las presentaciones internacionales, estamos a años luz de su puesta en escena, de su profesionalismo, y ellos son de países como Suiza, España, ustedes no ven a Def con Dos haciendo “Flamenqui-rock”, ni a los suizos vestidos como Pedro y Heidi para ser propuestas poderosas e internacionales, lo único es una profesionalización increíble, eso es lo que necesitamos acá. 300 putazos por hora aburren, maman, un putazo bien puesto por una buena razón es bueno, pero abrir un concierto: “¿Entonces que? hijos de puta, cómo están hijueputas, que chimba esta mierda hijueputa, vamos a darnos en la jeta hijos de puta” eso es inmamable.
Un buen especio es la carpa Distrito Rock, este es un espacio que puede crecer más, de hecho este año está más flojongo que el pasado, sin embargo está bueno. Es bacano entrar y comprarse una camiseta del festival, una cadena, conocer la industria del rock, los que tratan de vivir del rock no necesariamente haciendo conciertos ni haciendo música.
Mojiganga es una propuesta destacada, muy destacada, mucha fuerza, la gente responde enorme a los nacionales de culto, ya lo veíamos ayer con Witchtrap y hoy con Mojiganga, buen espectáculo rockero.

Presentadores aburridores en algunos medios y artistas que se creen “La verga en salsa bechamel” pero bueno, eso hay en todo festival. Eso sí, los que más se creen son los que peor tocan, los primeros que se olvidan.

El sonido excelente, una cosa sí, mala guitarra, equivale a mala distorsión y eso se nota mucho, mala guitarra, mal sonido, mal bajo, mal sonido. Y quiero hablar algo sobre la organización pero ahora tampoco es para que me regañen por eso, la organización ha sido impecable, no se niega, pero hubo un pequeño error, ¿Cuál fue? Las conferencias de prensa… eso no funciona porque cada medio quiere su exclusiva y es rico para los medios andar a la cacería de artistas para sacar saludos, entrevistas, etc. Además no todos los periodistas se caen bien unos a otros y entonces no todos entran a las conferencias, entonces qué pasa, sumándole a esto que algunos medios tienen que trabajar con uno o dos periodistas no más porque hay un montón de periodistas fantasmas acreditados queda difícil asistir a las conferencias de prensa. Y entonces la solución que se les ocurrió fue limitar el trabajo periodístico a las ruedas de prensa, y eso es una falla, una falla enorme. La solución no es esa, hay soluciones mucho más fáciles.

El festival tiene un balance muy positivo, sobretodo por la gente que va a disfrutarlo, por las bandas, la calidad en la música ha sido muy aceptable, al menos estos dos días y el comportamiento también. Falta sólo puesta en escena, eso no nos cansaremos de decirlo, puesta en escena, creerse Rockstars también, Como lo hace TBCB que regresan con su nuevo disco KOMA y que en tragarse un escenario hay pocos que les ganen acá en el país.
Se destaca mucho el trabajo de Edson Velandia y su agrupación Velandia y la Tigra, que de manera independiente está ingresando a las grandes ligas del Rock netamente colombiano con sus fusiones propias, su ideología, sus proyectos, etc. Esta es una propuesta para tener en cuenta, para escuchar y para exportar.

Los internacionales más esperados Asian Dub Foundation y Puya por su cantidad de seguidores y su fuerza. El señor Marley fue una dosis de revivir el Reggae rico de Jamaica y de su padre con esa versión tan maravillosa de “Redemption songs”, nada nuevo pero increíble, delicioso, la tarde se sentía “diferente"

Esperemos que el lunes se nos venga esa avalancha de ritmos nuevos, aventureros, del nuevo milenio, las propuestas que van a cambiar el panorama del Rock Colombiano que nos prometieron los puntajes de los jurados de la clasificación distritál porque hasta ahora no se han escuchado.
Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.