Header Ads

monster banner

LA DIFERENCIA LA MARCA EL ORDEN EN EL SONIDO

Crónica de la quinta eliminatoria de EL MONSTER DEL ROCK 2010

Jueves en la noche, última eliminatoria para EL MONSTER DEL ROCK SUBTERRÁNICA 2010. Ese día se iba a conocer quién completaba el cartel de los finalistas para tomar la corona que desde el año pasado tiene EL HOMBRE LIMÓN.

Hacía algunas horas había estado haciendo un balance en todo sentido de los resultados del concurso, en varios aspectos, desde económicos hasta musicales. Cuando de repente me encontré un comentario en Facebook en el cual pedían que la final la hiciéramos en un lugar más grande. A mí me gustó la idea, de hecho aún la estoy pensando, pero yo les pregunto ¿Vale la pena entrar en más gastos cuando la taquilla más alta que hubo en una noche de eliminatoria fue mínima para ir a ver a 5 bandas?; es decir, casi nadie pagó su entrada, el resto eran de las bandas o invitados. Con todo el respeto que nos merecemos los músicos y las bandas yo quiero a título personal hacer una declaración. Yo no alquilaría el Campín para hacer un concierto sabiendo que no me van a ir a ver ni siquiera 10 amigos. Porque alquilar el Campín es muy caro y voy a perder mucho dinero. Entonces, si 5 bandas tienen una taquilla de 10 personas, pues sinceramente creo que un bar pequeño es suficiente. Hago esta aclaración por dos cosas, la primera por que tenemos que ser concientes con nuestra propia escena y saber en dónde estamos parados, las bandas así creamos que llenamos estadios, no lo estamos haciendo. Y segundo, por que Subterránica hace eventos es para el impulso y desarrollo de la industria del Rock en Colombia y no tenemos el dinero suficiente para hacer cosas enormes así quisiéramos, sabiendo que nunca lo vamos a recuperar. Dependemos de la empresa privada y en este caso fue gracias a la inscripción de las bandas que se pudo hacer el concurso a lo cual les agradecemos con el corazón.

Ahora bien, entremos en materia de lo que fue la última eliminatoria en donde se enfrentaron Rainbort, Lákhesis, SnowCrash, Nasty Jane y Black Memory.

Cuando se subió Rainbort al escenario y comenzaron a hacer sus primeros acordes, de inmediato pudimos ver que más que una banda, es una concepción de una idea. Fuertemente influenciada por movimientos Grunge y Postgrunge en la cual su cantante recordaba mucho esa época de rebeldía juvenil, en donde el mensaje de ir en contra de las reglas es lo que vale. Pocas bandas existen así ahora, son propuestas muy introspectivas y causan una de dos sensaciones o gustan o no. Punto, sencillamente. Personalmente me pareció muy interesante y pienso que esta propuesta se puede explorar muchísimo más.

Snow Crash es una buena banda, usan muchos recursos tecnológicos que en algún momento pueden llegar a ser engorrosos para un concurso. Pero para una banda como ellos funciona. La energía que proyecta la banda es uno de los componentes a su favor, así como la pasión que proyectan por lo que se hace, que es en lo que fallan muchos músicos de hoy. Cuando uno pierde la pasión y lo que hace se convierte en rutina es donde todo se cae. En cambio cada uno de los integrantes de SC habla desmesurado y emocionado cuando se les pregunta algo sobre la banda. Musicalmente es difícil de catalogar ya que mezclan bastantes estilos. Sin embargo hay demasiados sonidos en sus ondas y el lugar no les ayudó mucho para definirlos. Eso fue tal vez lo que no dejó que fuera SC la banda finalista de la noche. Excelente propuesta.

Lákhesis de entrada tiene a su favor que en sus filas militan tres chicas. Le faltan mujeres al Rock nacional, hacen falta proyectos en donde se involucren las mujeres. Afortunadamente cada día hay más. La estética juega un papel importante en esta banda en donde sus dos integrantes masculinos también entran a jugar el mismo papel. Esto gusta mucho porque visualmente es llamativo y uno de los aspectos que más fallan actualmente en el rock latinoamericano es precisamente ese. La gente se sube a tocar en un escenario con la misma ropa en la que va al supermercado a comprar papel higiénico. En cambio Lákhesis ofrece un espectáculo visual además del musical que es un show de Metal clásico. Buena banda.

Black Memory subió a la pequeña tarima y se tomó el trabajo de organizarse, esa fue la diferencia. Cuando a mí me preguntan ¿cuándo te gusta una banda? (Que es una opinión muy personal) yo siempre respondo – cuando el sonido es como un ladrillo, compacto- y esto era lo que Black Memory tenía esa noche. No sé si siempre sonarán así pero en la eliminatoria lograron que todo sonara como si saliera de un mismo instrumento. No hay nada más delicioso que escuchar un bombo coordinado con un bajo y que el sonido sea una sola onda que entra por los oídos de manera fácil. OJO, es diferente de fácil escucha a que sea música fácil. Un ejemplo: Si ustedes escuchan a The Mars Volta, verán que es una propuesta caótica, pero de alguna manera se escucha fácil. Eso se logra por el sonido en Bloque. Esto debe ser una meta para todas las bandas de Rock nacionales, lograr un sonido en Bloque, miren por ejemplo a Rammstein, su secreto es el sonido en Bloque. Esto se da más que todo en grupos cuyos géneros sean la base de batería, bajo y guitarras distorsionadas. Si estos instrumentos logran ese “ladrillo” ya los adornos se ponen fáciles.

BM también contó con una buena presencia escénica, una uniformidad de ideas. Por esto fueron la banda que clasificó y a la cual le toca medirse con las otras cuatro finalistas.

Luego le llegó el turno a Nasty Jane. Un concepto diferente al que nos traían acostumbrados los últimos tres participantes y que de alguna manera refrescó el oído para que nuevos sonidos entraran. Tal vez el problema con Nasty Jane es que la comunicación entre la banda no fue suficiente en el momento de tocar, porque se nota que están trabajando en un género diferente a los convencionales, que están buscando un sonido nuevo y ojalá lo logren porque el país está plagado de bandas que suenan muy bien pero suenan a lo mismo de siempre. ¿Se acuerdan que en Rock al parque nos prometieron una ola de nuevos sonidos según los jueces? La verdad si los sonidos de Rock al Parque son los nuevos sonidos que hay en Colombia, entonces déjenme decirles que nuestros nuevos sonidos son los de hace 20 años en el mundo. Nasty Jane va en camino a romper eso. Si lo logran o no es de verlo, pero van por el camino adecuado. Por eso este tipo de propuestas, como Rainbort y Nasty Jane que están rompiendo moldes son difíciles de catalogar en una competencia. Pero son las que más aliento dan para continuar en la búsqueda de una industria, por que vemos que la creatividad no se va a detener.
Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.