Header Ads

important

EL PRIMER GRITO DE ROCK TARDÓ EN LLEGAR; PERO CUANDO LO HIZO FUE CON TODA.


Me sentía como en una fiesta de 15 al principio, eso de niñas a un lado, niños al otro. Bien raro, a la gente la estaban acorralando en una esquina con un cordón de plástico amarillo que cada cierto tiempo movían para darle más espacio, raro. Rarísimo… tras de que había que pasar cuatro controles policiacos peores que los del aeropuerto de Los Ángeles con amenaza de bomba, estaban diciéndole a la gente donde sentarse, como sentarse. Mejor dicho, raro.

Uno ingresa incomodo, es decir, uno no ingresa al concierto contento, alegre, como debiera ser, sino que uno ingresa emputado por la requisa tan brava, porque le quitaron algo, porque lo trataron mal, el ingreso a un concierto en Colombia es una maldita tortura. Pero bueno, todo por el rock y felicito a los Rockeros tener la paciencia, parece que ya estamos acostumbrados, ya se sabe que si queremos concierto, debemos ser humillados un rato, ese es el precio del festival, es la boleta que se paga.

Ahora, viéndolo del otro lado, es entendible, se ven en los alrededores una manada de garras, metiéndose la bareta, el trago, los cigarrillos y las pepas en las huevas y en el brassier para poder entrar. Es que acá no hay cultura de público todavía. Mucha gente piensa que el festival es para ir a volverse nada y ponerse tan pedo que no se acuerdan al otro día de las bandas que vieron. Entonces es dando y dando… si, la policía es una chanda, pero la gente también.

Ok, dejando eso claro, vámonos al festival. Llegue tarde por culpa de la EPS, ya escucharán esta historia después. Quería ver a CUANTICA, le tengo mucha fe a esa banda y a Katherine, su cantante, le tengo mucha fe por que ellos han trabajado mucho y me parecía que el momento en que los pusieron, a la una de la tarde, media torta el viernes no era el lugar adecuado para que la gente los viera. Según ella, les fue bien, la gente les respondió, quise hacerles una entrevista pero los sacaron de los camerinos tan rápido que fue imposible, después se fueron. Pero les prometo la entrevista por estos días. CUANTICA, una banda para tener en cuenta.

Luego siguieron “Lavanda Inglesa” y “Road Wailer”, dos propuestas influenciadas por el Rock clásico, cantando en Ingles, al parecer la nueva onda de las bandas nacionales. Aun recuerdo cuando cantar en Ingles en Colombia por allá en el año 99 y 2000 se consideraba casi un pecado. Hoy es un estándar. Buenas propuestas, buenas bandas, muy bien la calidad de interpretación de algunos integrantes. Algunos de estos músicos ya también guerreros de otros “Rock al Parque” con otras bandas. Mejor dicho en resumen, buenas bandas, sonido clásico, pero agradable. El público se iba calentando, aun había mucho espacio en la Media Torta, nada que ver con los festivales de hace años en donde la gente llegaba hasta la montaña. ¿Comprensible? Tal vez, viernes, todo mundo trabajando, difícil de llegar, subida a cuesta de burro, pero un escenario bello para los que estamos escuchando hace tiempos, de la vieja guardia.

Quien metió el alarido del Rock, quien despertó de un cachetadón a todo el mundo fue “Sigma”. Con su Metal rápido, sonido compacto como un ladrillazo y una voz típica del heavy, logró que la gente se parara, se metiera al pogo y que por fin el ambiente se sintiera como un “Rocal”, como un festival, la rompieron los de Sigma.

Y entonces vendrán los sabios del Rock nacional, los críticos, los “putas boys” y dirán, pero Sigma es una banda clásica del heavy… si, pero ¿Quién de la jornada trono un sonido nuevo? Nadie. Buenos, sí, pero nuevos, no. Sigma le gustó a la gente y eso es el rock, que transmita, que logre atrapar, y para finalizar, PAIN KILLER!!! Rock on…

De ahí en adelante, cuando la gente quedo caliente, se cometió el error de colocar a una banda de Soft Rock en el momento en que aun los muchachos querían darse en la jeta otro rato, por eso fue que a Larvante no le fue bien con la gente. No importa si la banda era buenísima, no era el momento de salir, y eso es la falta de conocimiento de las bandas por parte de quien programa, por que el festival se tiene que armar de una manera progresiva. Cualquier persona que organiza conciertos lo sabe. No es culpa de la banda, es culpa de la Logística.

Lo que salvó la noche fue Parlantes. Una banda de otras bandas también que han tocado una y mil veces en Rock al Parque y que cambian de proyecto y nombre. Pero lo interesante es el concepto. La experiencia, lo que se trajo para mostrar. Pegó con el público y pegó con la prensa. Bien!!!

Ahora, vamos al final, si la cosa era invitar a un grupo de covers, ¿por qué no invitaron uno Colombiano?, la formula resulta, los covers siempre van a pegar con el público, me imagino que Sayco estará feliz con ese repertorio de los Prime Ministers. Buena banda, estrategia normal, para nada me gustó que tocaran covers, ¿Qué es eso? La chizga pal bar papá-

Un comienzo de festival raro, diferente, esperemos que truene el parque. Porque nos gusta y queremos fiesta, rock… hoy fue, hoy fue como esa primera cita con una nena que uno ya conoce de años pero que salen a ver qué pasa, a ver si la amistad se puede llevar a otro nivel. Por ahora no hubo polvito!!!

P.D. Veo un afán del Idartes de defender su imagen, de mostrar que van con toda. Pero la verdad el Idartes es nuevo, pero la gente que está ahí la mayoría no, están curtidos, vienen de años, son los mismos que han venido haciendo el festival desde hace ratos. Yo creo que deben dejar hablar al festival por sí solo y a las bandas por si solas, se veía mal que en las ruedas de prensa un funcionario de Idartes, defendiera el festival cada vez que la banda iba a hablar y respondiera también preguntas como si fuera parte de las bandas.
Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.