Header Ads

banner_premios_usa

LA PESTILENCIA DEL AMOR


Cubrir un festival no es fácil, sobre todo porque la experiencia de ser público, fan o como quieran llamarlo, a ser periodista es muy diferente. A veces la gente me dice, bacano usted que esta allá en la tarima, pero la verdad no es tan bacano. Corra para un lado, no te puedes quedar en un escenario más de 10 minutos, corra para el otro, que ya pasó la rueda de prensa que nos interesaba, mire, agarre al artista este, recójale un saludo, etc, etc. Y entre todo eso buscar también los espacios para los medios amigos que te entrevistan y para hacer vida social, contactos y de paso disfrutarse una que otra rola. Ser periodista de Rock es para cojonudos.

Me gusta y les mando un saludo a todos los periodistas primerizos, esos que están re emocionados, aprendiendo, que ven al artista y se mojan, los que aun guardan la inocencia y no están resabiados por el medio, por la envidia y por la curtidez de la vida.

Ahora, ser periodista y músico a la vez, eso sí es una chimba, porque jugamos en toda la cancha. Es muy bacano ver a todos unidos, abrazándose, saludándose, dándose entrevistas, saludos, en eso el festival ha mejorado. Hay tres o cuatro excepciones de pendejos que se creen la panacea del periodismo cultural y eso ni saludan, pero son con los que nadie quiere hablar. Este festival deja una lección de humildad a muchos, y en donde me incluyo. La verdad no hemos visto nada nuevo, pero lo que hemos visto es todo bueno. Creo que IDARTES incluyo buenas ideas este año, como por ejemplo premiar y reconocer a las bandas. Se podría aprovechar año tras año para seguir haciendo esto, que el festival también sea una especie de premios ya que en el país faltan reconocimientos para los artistas. Fue emocionante ver a Dilson abrazando a Hugo con su premio.

Musicalmente lo vuelvo a recalcar, aun no he visto nada nuevo, el grupo que más me ha gustado que propone es PARLANTES de Medellín, algo diferente, DESCARTES A KANT también sobretodo por la puesta en escena. De resto, los mismos sonidos de años, pero eso sí, buenos, solladísimos, disfrutables, el festival este año ha sido una experiencia buenísima, rumbera, como debe ser. Todo el mundo ha ido, record de asistencia en las jornadas, para esta hora casi 300 mil personas habían visitado Rock al Parque y no es la cifra oficial.

Quiero agradecer a muchas personas que están con Subterránica, que nos quieren y apoyan y a amigos nuevos que hemos conocido. Agradecer a Oscar Ortiz de el Blog “Rockero al Parque” de el diario El Tiempo que nos menciono en un post super bacano. A Rodrigo de Darkness que con su apoyo y palabras la hemos pasado bacanísimo, gran icono del Metal nacional. A la revista Rockstars por el articulo y el apoyo. A todas las bandas y amigos colegas que nos encontramos diariamente y sobre todo a IDARTES que este año se fajo con la producción del festival, de eso no hay queja. Como me dijo un amigo de la institución, “Que festival tan hijueputa!!!”

Tenemos que mejorar en la parte artística, para esto hay buenas ideas. Ahora, no todo es color de rosa, hay errores y aun hay resentimientos de parte de muchos músicos y algunas personas, pero yo he tratado este año de abrir un poco la mente y mirar desde todas las perspectivas. Me sorprende que siendo siempre los mismos en el cartel en su mayoría, la gente ha respondido de la manera que lo ha hecho, así que hay que ver esto también.

El tercer día de Rock al Parque transcurrió entre corrientes muy diferentes y el público dividido en los escenarios, CULTURA PROFETICA reventó, increíble. ALFONSO ESPRIELLA es una de las propuestas más bacanas que tiene el Rock nacional hoy en día- Triple X, Policarpas, Vulgarxito, Info, Fobia, todos ellos con presentaciones increíbles.

Sigo manteniendo mi posición de que si existe un circulo del Rock del estado y que eso se debe aceptar, pero entonces ahora es ya tiempo de abrirle ese círculo a más gente, los escenarios están bellísimos para tocar, personalmente me muero de las ganas de subirme a ese escenario arco que parece sacado de “PULSE” de PINK FLOYD, mierda, bacano haber tocado ahí.
Hay cosas para cambiar, pero son pocas, son muy fáciles de arreglar. Felicitaciones a todos, a IDARTES, a las bandas, a los amigos, que buena fiesta, la hemos pasado del putas!!!

LA PESTE, maduró, la pestilencia del amor, eso que vimos, fue raro. Dilson está enamorado de la vida y eso se nota. Su hija fue la estrella, se nota que ya el odio y el rencor han ido bajando y que la gente así los acepta, así los ama como él dice. La Pestilencia es en verdad una de las bandas que más ha calado y que más ha influenciado en la historia del Rock nacional, el cual como dice Dilson, ya esta veterano. Ya suena un poco maduro, por que el Rock está un poco viejo, pero eso es bello. Ojala yo cuando tenga la edad del bajista de los Dead Kennedys (Parecía a Belisario Betancourt) pueda estar rockeando así, si Dios me da la vida para llegar hasta allá.

Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.