Header Ads

monster banner

¿ES VÁLIDO PAGAR POR TOCAR?


En la industria de la música se mueven muchos negocios, la industria de la música es muy amplia, claro está que muchos músicos no lo saben. En Colombia por ejemplo, el negocio de la música mueve casi o igual dinero que en otros países en donde dicho negocio es considerado “grande”. Lo que pasa es que a diferencia de otros países este dinero casi nunca le llega al músico. Y la verdad es que los músicos de Rock somos más pasión y menos “Music Bussines” lo cual hace que los demás se aprovechen y vean esta pasión como la oportunidad de lucrarse de nosotros. A diferencia de otros géneros como el Vallenato y el Reguetón que están bien organizados en ese sentido y cuentan con sus abogados, promotores, circuitos, roscas, etc. El Rockero no, más sin embargo las cantidades de dinero que se mueven en torno al rock en Colombia no son pequeñas. Entre las “Sociedades de gestión”, los recaudadores, editoras, estaciones, medios, y todo aquel que no sea músico mueven millones.

El músico siempre está en busca de oportunidades para tocar ante la mayor audiencia posible o de ganar tiempo al aire en la radio o exposición en los medios. Hay unas pocas bandas acá en el país que tienen excelentes managers y han logrado a punta de “parla”, invitaciones y regalos hacer amigos (esto es una excelente técnica) para que sus bandas sean sonadas, pero siendo sinceros, ninguna banda de Rock nacional adquiere aun el termino de “Rockstars” y de hecho hay cosas que fastidian como por ejemplo cuando llamé a la jefe de marca de Absolut Vodka a preguntarle porque estaban promocionando un sencillo llamado “365” cuando “El proyecto 3seis5” de rock estaba registrado hace más de dos años en derechos de autor y ella dijo que no tenían nada que ver con eso, que eso era culpa de la banda y que el proyecto de ellos era con otro nombre. Entonces al final ¿Para qué entrar en peleas y polémicas ante esto? Lo importante es saber en qué momentos una banda debe aprovechar las oportunidades que se le dan y tomarlas, porque oportunidades hay solo unas pocas y si las dejas ir, nunca volverán y al final en países como el nuestro la idea vale poco, ni siquiera hay un banco de ideas y esto es lo primero que vamos a crear en A.M.I.C.

Miren, gústele a usted o no la banda, Don Tetto nos está enseñando que no hay que ponerse sombrero vueltiao o acordeón para que el Rock nuestro suene afuera y mucho menos cantar con un Ingles mal masticado. Don Tetto ha sido reconocido en todo el planeta y su modelo de negocios ha sido exitoso, son hoy por hoy la banda con más proyección internacional de Colombia. Y lo mejor de todo es que lo hicieron con su Rock, nada de cumbiarock, tropipop, vallenarock, no, ni chimba de eso. Rock y punto, malo o bueno, eso depende de su gusto, pero más de una banda quisiera estar ahora nominado a Latin Grammy y a los MTV Europa, sin decir que LARAS o MTV son la panacea de la música porque también fallan en muchas cosas, esta es la hora en que aun me estoy preguntando ¿Cómo putas Enrique Iglesias logró ser nominado al Grammy? Solo puedo llegar a dos conclusiones, la primera, que sin acusar a nadie ahí hubo algo raro y la segunda que la mayoría de los miembros de la academia latina de artes y ciencias de la grabación tienen un pésimo gusto musical. Es una opinión y tengo derecho a darla!!! Lo que piensen de esto me vale hongo como dicen por ahí, para mi Enrique Iglesias no hace música, lo que tiene es una novia re-buena.

Hay formas de “Pagar por tocar” muy comunes, la primera es la Payola, que viene de los términos “Pay” y “Victrola” por los aparatos sacados por RCA Victor. Es la práctica de pagarle al Dj o director de programación para que rote su canción. Las malas lenguas (o buenas) dicen que en Colombia es una práctica normal, cuando yo trabajé en Radio local en Centroamérica nunca lo vi, nunca me la ofrecieron, pero sí existe, y es muy normal, más de lo que ustedes imaginan. En estados Unidos tuvieron que regular esto porque incluso muchas listas se negaban a decir cómo era que escogían las canciones, en Estados Unidos es una práctica ilegal castigable según la ley federal, pero hay una forma de que se pueda pagar “legalmente” por poner una canción al aire y es comprando “tiempo patrocinado” y esto no debe contar como parte de la programación normal, es decir por ejemplo, usted está escuchando una estación y de repente sale un anuncio que dice: “La siguiente canción es traída a usted por chocolates mi abuelita” y comienza la canción. Esa es la única forma legal de lo que podemos llamar Payola. De ninguna otra forma se debe practicar. Este es uno de los pilares del reglamento de A.M.I.C, no está permitida ninguna forma de Payola y el socio que se descubra practicándola, no solamente será expulsado sino que será denunciado así como el medio que la recibe. ¿Por qué? Porque es competencia desleal, no tiene el mismo poder adquisitivo un músico estrato uno que un músico estrato seis y las oportunidades no se dan a todos, ahora si los medios fueran claros y le dieran a todo mundo la misma oportunidad y el mismo precio, sería diferente, porque el medio también tiene derecho a vender su tiempo al aire como guste, como por ejemplo el contrato que tenemos en Subterránica para pasar las canciones, nosotros les vendemos el tiempo al aire en la estación por internet a las bandas, pero el costo de este tiempo al aire es $0, para todo el mundo, es decir usted paga $0 pesos y puede sonar su música, ¿eso que nos evita? Nos evita tener a las recaudadoras detrás de nosotros robando dinero de donde no hay. Son modelos del negocio musical, son formulas que están creadas por la gente que mueve la industria a nivel mundial.

Otra famosa forma del “Pay 2 Play” se comenzó a dar en Los Ángeles en la década de los 80 cuando los dueños de los bares querían asegurar una mínima cantidad de público y comenzaron a manejar una figura llamada “Boletas prevendidas”, es decir, la banda compraba esa cantidad de boletas y después hacían lo que quisieran con ellas. Con el tiempo se han visto variaciones de esta modalidad y en bares que son muy reconocidos se usa el “pay top play” directamente, es decir, si eres una banda nueva y quieres tocar en un escenario famoso en donde tienes asegurado el público, pagas por eso. Es una práctica que también es ilegal en Londres y otros países pero es muy común. Los dueños de los bares y los promotores se excusan en que los costos que genera el concierto no son cubiertos con la poca cantidad de público que la banda o el artista atrae ¿les suena conocido?

Algunos bares han cambiado sus estrategias para que esto no suceda, son estrategias legales y no se pueden catalogar como “Pagar por tocar”, por ejemplo, con el bar se puede negociar que la entrada sea de la banda y la barra del bar. O no cobrar entrada y subirle una sobretasa a la carta del bar para que el músico gane. Lo que si no es negociable son ciertas cosas como transporte y sonido, de lo cual se tiene que encargar el bar, así como si usted decide alquilar un sonido, exíjale a la empresa a quien se lo alquilo que ellos deben recogerlo y llevarlo, usted es músico, no hace trasteos. Estas empresas también hay que denunciarlas, tenerlas en una lista negra, ¿de qué te sirve que te patrocinen un backline si el transporte te cuesta lo mismo que alquilarlo? Y ahora algo muy importante, el bar te puede hacer una cortesía pero no es obligación del bar, emborracharlos, ese es su negocio.

Otra forma entonces es co-producir el espectáculo con el lugar y aceptar ir en pérdidas o ganancias con el dueño, ahí si ya, banda y lugar aportan dinero para todo y las ganancias se dividen. Pero ojo, y esto es muy importante, por mas U2 que usted se crea, por mas Metallica que usted jure que es, si en un concierto usted no hala sino 10 personas, su novia y sus amigos y encima le toca comprarle la cerveza a su amigo, tenga en cuenta que siempre se va a ir en perdidas. Porque en Colombia se está dando un fenómeno increíble en las redes sociales “Soy músico y tengo recibos”, “Soy músico y no toco gratis”, etc. Lo único que hacen es exigir el mejor backline, Whisky para toda la banda mas 3 petacos de birra para los demás, luces, transporte, comida, etc. Pero llevan tres pinches amigos a verlos los cuales no pagan cover y toman una sola cerveza durante la noche. Lamentablemente esta es la verdad, así ustedes digan que no.

A mediados de los noventa también en los Ángeles comenzaron entonces a darse las nuevas formas de pagar por tocar, por ejemplo las batallas de las bandas. Modelo que ha sido copiado en todos los países de América y Europa. Generalmente funciona así: La organización cobra una cuota de inscripción a las bandas para poder financiar el evento y al ganador se le da un premio. Esto también funciona en festivales en el mundo y en giras grandes en donde la banda pequeña “negocia” el ser telonero de la banda principal durante el tour.

Ahora, la pregunta es ¿Hay que pagar para tocar?, la respuesta obvia seria NO, nunca, pero a veces sí. Mejor dicho depende. Nunca pagues por tocar en un bar, eso es un hecho, nunca pagues por un concierto el cual el único beneficio va a ser el placer y el mero acto de tocar, para eso alquilen ensayadero e inviten amigos, les va mejor que en el bar. Pero es válido que paguen el Fee de un festival enorme en donde los van a ver miles de personas, o es válido que negocien la apertura de una gira de un grupo famoso, o es válido si los premios lo ameritan pagar el fee de un gran concurso. Mejor dicho, se paga cuando el beneficio será infinitamente mayor al pago y no es una práctica ilegal, como la Payola.

El camino y el negocio de la música es algo complicado, todo esto es lo que tenemos que ir cambiando y arreglando. Todo lo de las sociedades de gestión, los impuestos, etc. Porque acá solo se habla del problema de los músicos, pero ¿se han puesto a pensar porque los conciertos los están haciendo fuera de Bogotá? Porque los impuestos son absurdos y ridículos, se han puesto a pensar ¿Por qué los medios alternativos ya no programan música que esta registrada en Sayco-Acimpro? Porque los pagos son altísimos y no le llegan a los músicos. Así que amigos, el problema no es solo de un lado, es de todos. Al final la preocupación no debería ser otra que tener una banda tan exitosa y con tan buena música que no necesitaran pagar para nada sino les llovieran ofertas para tocar en todo el mundo, ¿Cómo se logra eso? Con originalidad, trabajo y sobretodo buena música y HUMILDAD para reconocer en que etapa del proceso se está.

Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.