Header Ads

banner_premios_usa

¿QUE ES LO QUE MOLESTA DE ROCK AL PARQUE?



Espero de corazón que este artículo de opinión llegue a manos de Idartes y los organizadores del Festival Rock al Parque, hoy más que su página fue hackeada y las votaciones bloqueadas, porque creo que ya se habrán dado cuenta después de las transmisiones de debates, de todos los escritos que les colocan en las redes sociales, de que el dominio www.rockalparque.com.co ha sido comprado por otra persona y de que varias bandas se retiraron de sus votaciones, entonces deben darse cuenta pues que “algo” anda mal, ¿verdad? Y si no se han dado cuenta es hora de que abran por favor los ojos y comiencen a hacer el trabajo para cambiar eso. Son muchas personas las que están “dolidas” con el festival.

Les voy a contar que es lo que duele del festival, y porque le importa a todos los que están metidos en el rock de este país, y cuando hablo de “todos los que están metidos” no hablo de los 400 mil personajes que llegan por una y única vez al festival después de las seis de la tarde, el mal llamado “publico” del rock nacional que en realidad no existe y que, si es verdad que la meta en IDARTES este año como dijeron en el debate con Zona Girante es subir un 4% la asistencia de ese público mediocre y mentiroso que solo llega a ver gratis las bandas internacionales, entonces Rock al Parque ha perdido su norte y debe acabarse. ¿Por qué? Por la dignidad del Rock nacional.

Nadie quiere que se acabe, ninguno de los que trabajan en el rock y que están metidos en el Rock quiere que el festival se acabe, lo que pasa es que ofende, son muchos los ofendidos, los que trabajan a diario por esta escena, los que conocen las bandas, los que tocan, los que saben en realidad cuales son las bandas que se han estado quebrando el lomo fin de semana tras fin de semana haciendo las cosas bien, sonando como bandas con nivel internacional para que tres personas que no tienen ni el nivel de algunos que si lo podrían tener o que así tengan buenas intenciones y buenos trabajos en la industria no están capacitadas para escoger de la manera que lo hicieron, OJO, no por incapacidad, sino por desconocimiento de la escena y entonces hagan una lista mediocre que no corresponde a la realidad de la actualidad nacional.

Año tras año, el festival ha ido perdiendo la grandeza que tenía y tocar en Rock al Parque ya se convirtió en un acto de humillación para las bandas que quieren hacerlo. Año tras año son más las cosas irregulares que pasan al interior de Idartes y que de seguro ellos no se han dado cuenta o que si se dan cuenta entonces se hacen los “ojos ciegos, oídos sordos” porque todos en el rock nacional están viviendo el sueño a medias, con su propio dinero, organizando conciertos los miércoles porque casi ningún bar presta para el rock los escenarios y si es un bar de rock generalmente está al borde de la quiebra, para que el “estado” en este caso a través de Idartes se está gastando casi un millón de dólares en un festival que podría ser la plataforma para las bandas que en realidad lo merecen o al menos para las que participan, pero que en vez de eso se convirtió en un festival “extraño”, en donde los invitados internacionales cada vez agarran más protagonismo (y cada vez son más malos) y las bandas nacionales quedan relegadas a un lugar de tristeza, comenzando por la forma de la convocatoria tan mal realizada y tan mediocre que este año por ejemplo 83 bandas quedaron por fuera por tonterías y absurdeces como las de no enviar una lista de canciones que se van a tocar y entonces nace la pregunta ¿Quién va a hacer esa veeduría? Si sabemos que nadie cumple ese plan de conciertos así como a ninguna banda nacional le cumplen con el rider técnico que pide y así como se hace lo que se quiere en el festival.

Ofendidos porque se le ha perdido el respeto, ofendidos porque invitan bandas tropicales al único festival de Rock que tenemos, ofendidos porque invitan bandas que tienen tres meses de formadas con la excusa de que son “excepciones”, ofendidos porque manipulan las inscripciones con o sin culpa y se perdieron por ejemplo discos de las bandas y allá dijeron que era que no las habían entregado completas, ofendidos porque creen que las bandas son tontas y van a llevar una inscripción sin discos, ofendidos porque en Idartes son los mismos de hace años que ya se amañaron allá y que no hacen nada por todas las quejas, ofendidos porque colocaron bandas a ser votadas como reinado de belleza y encima fueron bandas que Idartes escogió y que nada que ver con la trayectoria o la acogida, ofendidos porque con ese millón de dólares los verdaderos luchadores de la escena y los verdaderos rockeros que están trabajando podrían hacer maravillas, pero igual nada va a pasar.

NADA VA A PASAR… Este año, se realizará de nuevo el festival, otra vez asistirán los 300 mil de siempre a ver las bandas internacionales gratis, los pseudo-metaleros a gritar por Vader (Una banda que no es conocida) pero que gracias a Rock al Parque por fin podrá tocar delante de 100 mil, tocarán las bandas que el jurado escogió y que no reflejan el verdadero panorama del rock nacional y de nuevo comenzará otro ciclo en donde los mismos de siempre esperaran pacientemente otro año para poder gastarse ese milloncito… y duele, al menos a los rockeros del corazón y alma, los que luchan por la escena, les duele, y más cuando cada vez que buscan acercamientos a Idartes, lo que hacen es voltear la cara, cerrarle la puerta en la cara y burlarse de ellos. ¿O no es cierto?

Así que eso es lo que pasa con Rock al Parque, que duele, porque algo que podría ser el bastión del rock nacional, la ventana, la plataforma, se convirtió en el jueguito irresponsable de unos cuantos que gastan un dinero que es de todos el pueblo, pero que no escucha al pueblo cuando no le gusta algo!!! PÓNGANSE PILAS PUES, TODO SE PUEDE ARREGLAR, el festival puede volver a ser lo que algún día fue, contraten gente que sepa, gente idónea, renuevense, todos queremos que Rock al Parque sea un orgullo, escuchen a las personas, abran ojos, mente y oído, no todo es malo, pero lamentablemente lo malo opaca lo poco bueno.

Nota del autor: Y en una opinión muy personal, me pareció que el haber calificado de “malos” a todos los diseñadores que enviaron propuestas a Rock al Parque para el afiche, haber declarado desierto el premio, así como publicar una lista con puntajes a las bandas, es un acto irresponsable, de mal gusto y que es nocivo para el sector tanto del diseño como de los músicos, las cosas se deben hacer de manera responsable sin afectar a los demás.
Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.