Header Ads

important

A PROPÓSITO DE ROCK AL PARQUE


¿Tenemos en Colombia la capacidad para juzgarnos nosotros mismos? A propósito de Rock al Parque

Como parte de los procesos que llevamos a cabo con la fundación, nos hemos reunido con los directivos de entidades con las cuales hemos tratado de articular actividades en pro del rock durante años, entidades como SAYCO, como IDARTES y muchas más. El proceso ha sido largo, porque tratar de que cambiemos lo que en esencia somos no es una tarea fácil.

Estaba conteniendo este escrito, mucha gente dijo que “el silencio otorga” y no sé cuantas frases más porque no me había pronunciado sobre el proceso del festival este año, pero es que estaba esperando poder escuchar de primera mano cómo es que este proceso se lleva a cabo en la institución que lo realiza y tratar de entender algunos conceptos que yo no entendía.

Recuerdo una entrevista que me marcó para siempre que leí en alguna parte. La entrevista era realizada a Robert Rodríguez, cineasta México-americano que ha logrado grandes producciones y que se catapulto a la fama con su cinta debut “El Mariachi” la cual después se convirtió en una franquicia de Hollywood. Cuando a Rodríguez le preguntaron ¿porque su cinta cambiaba de color a cada rato?, pasaba de un amarillo quemado a un azul, lo que evidentemente era un error técnico, Rodríguez sorprendentemente contesto “Así es mi forma de hacer arte, así la pensé!!!” ¿Y quién dice que no?

Los que se dicen “críticos del arte” usan diferentes niveles y conceptos para evaluar una pieza o una obra, en la página www.mundopoesia.com citan que “Schopenhauer, dijo que el arte consiste en la expresión de una idea, en la obra de arte se expresa una idea, el arte es representación de ideas. Claro, más estética.” Por lo tanto es en donde comienza la controversia sobre si se puede juzgar o no una obra de arte. ¿Quién tiene la noción para decir si algo es o no una pieza de arte y más aún de calificarla cuantitativamente y poder hacer así un ranking en este caso concreto de Rock Bogotano?

Sostuve una reunión con los directivos de Idartes para manifestarle mi gran malestar sobre lo que yo personalmente considero una falta al buen conducto de los procesos y es haber metido un blogero sin título profesional de Comunicador Social, cuya trayectoria aunque larga no es idónea, a calificar medios de comunicación para la gira “Rock al Parque rueda por Latinoamérica”, me parece que si alguien va a emitir una opinión personal sobre el trabajo de una persona, al menos debe trabajar en el mismo campo, nunca pondría yo un carnicero a calificar médicos y su proceder. Y puede que se tenga algún conocimiento que la práctica haya dado durante años pero eso no se compara con el proceso académico o con las trayectorias, creo que aplica la frase bíblica “Al Cesar lo que es del Cesar”. Obviamente sumándole que hay un conflicto personal y que yo, en mi opinión personal creo tener la razón. Obviamente de esta reunión no se concluyó nada y este personaje sigue allá campante y creyendo en “su universo” que él es “El estado del arte” de los medios alternativos de comunicación. Eso no importa, es la única forma que tiene de hacer lo que le gusta.

Lo que sí es verdaderamente interesante, es que se tocaron muchos otros puntos en la reunión, algunos que yo no entendía, como por ejemplo ¿Por qué Radioactiva, Shock y otros medios “grandes” reciben carpas en lugares privilegiados en el festival cuando en todo el año, ellos no apoyan ni a 5 bandas del festival?, yo no entendía esto, pero si lo vemos desde la perspectiva del festival, tienen razón al decir que al final son medios masivos que escuchan muchas personas (por no tener más opción) y para masificar el festival son herramientas útiles.

Discutimos sobre muchas cosas pero de repente una frase llenó el espacio y ahí casi que comprendí todo… ¿tenemos los colombianos la capacidad de calificarnos a nosotros mismos objetivamente? Y la respuesta comenzó a ser debate. Creo que Colombia no está preparada para el Rock. El Rock es un trabajo en equipo y lo que menos somos los colombianos es seres gregarios. Acá el individualismo y la indiferencia reinan en todos los niveles y campos sociales. Es lógico y obvio que existan conexiones entre músicos, jurados, etc. (Esto no lo entendía) pero cuando me puse a pensar ¿Cuáles serían mis jurados nacionales excepcionales para Rock al Parque?, me di cuenta que no existe uno solo que no tenga conexiones con el mundillo del rock y sus personajes, por lo tanto y ahí comprendí, es imposible que no pasen cosas como que un productor califique muy bien a sus amigos, o con los que trabaja, etc. Es sencillamente imposible.

Quedemos en que el arte no se puede juzgar, es subjetivo, es como la comida, a mí me encantan las aceitunas, pero hay gente que las detesta. Lo mismo con una canción. Daniel Bergstrand, jurado Sueco de Rock al Parque y  considerado uno de los mejores productores de Metal del mundo por mucha gente, llegó con sus ideas innovadoras y dijo que la parte vocal de muchas bandas estaba mal, idea que transmitió a los otros dos jurados colombianos y al menos uno que no es músico, obviamente se dejó llevar por esta afirmación y era su argumento. Ahora, si vemos el punto de referencia de Daniel para lo que es “una buena voz” ahí entraríamos en controversia.

Hay que entender muchas cosas sobre el proceso de Rock al Parque para poder entrar en comunión con el festival, primero, es muy difícil tener a todo el mundo de acuerdo, siempre los que no pasan a la clasificación estarán en desacuerdo, segundo, que tal vez lo que se proyecta no es lo que en realidad pasa. Es decir, a veces nosotros desde afuera como publico hacemos conjeturas y conexiones que son claras a nuestros ojos, lo que llamamos la rosca, etc. Y puede que así sea, pero esto se da por la inherente conexión y amistad entre los mismos actores de la escena, no porque este planeado. La verdad es que todo mundo comete errores y Rock al Parque no está exento de hacerlo, pero muchas veces los errores son casualidades que se dan y no por eso dejan de ser errores.

Después de analizar las posturas de diferentes entidades y de ver que si hay ganas de articular los procesos independientes con los del estado o los privados, creo que hay que tener paciencia. Hay que seguir luchando pero eso sí, se los digo claro y de frente, hay que actuar, no basta el drama en Facebook, no basta hablar y hablar, hay que moverse y si se tiene una idea, aplicarla y hacerla realidad.

Lo que tengo que decir de Rock al Parque 2013 es muy sencillo, veo que el festival está tratando de sacar adelante un proceso de inclusión con comunidades y festivales que antes no estaba, veo que la lista de seleccionados a tocar son una elección subjetiva de tres personajes que hay que respetar aun si para uno son o no son los mejores de la convocatoria, dentro de esa lista hay bandas que a mí me parecen maravillosas y otras que prefiero agarrarme a martillazos los oídos antes que escucharlas, tal vez si el jurado hubiera sido otro, la lista sería diferente. Creo que hay que apoyar el festival porque es el único patrimonio que tenemos en materia de Rock en el distrito, lleva 20 años, y es único, sin embargo creo que hay que hacer cambios y estos se logran proponiendo durante el año.

Ahora, lo que si tengo que decir y estoy totalmente en desacuerdo es con la gira a México, creo que se dio una falta de ética y de moral de una persona que no está en la capacidad de tomar el puesto que le dieron y esto no es culpa de IDARTES, esto es culpa de la conciencia egocéntrica y megalómana de este personaje que es un maestro pero nunca fue un alumno. Y ese mis queridos amigos es el problema de nosotros los colombianos, que nos fascina regocijarnos en nuestros pequeños triunfos, inflarlos al nivel de Dios y hablar mal de los demás.
Dos cosas quiero decir que me dijeron en la reunión, la primera, estábamos hablando sobre votar en Los Grammy y la respuesta fue “Usted sabe que para votar en los Grammy solo hay que pagar”, y esto es algo típico en los Colombianos, yo he escuchado bandas nacionales a las que nadie va a sus conciertos decir que The Cure, o U2 son una porquería. Debemos dejar de “pordebajear” los procesos de los demás, está bien que a uno no le guste una banda o un proceso, pero no debemos ya degradarlo. Para votar en los Grammy no solo se necesita pagar, también se necesitan unos créditos musicales que hay que cumplir, pero que como en Colombia somos pícaros, algunos los falsean, si fuera tan fácil, todo el mundo lo haría.

Y siguiendo en el mismo orden de idea, sé que mucha gente puede hablar de nosotros, etc. No nos afecta, pero la mayoría habla sin conocernos y eso es típico también de nosotros los colombianos, que nos dejamos influir por el “imaginario colectivo” y si nuestro amigo dice que “Pepita” es Zorra, entonces todos publican en Internet y en todos lados que “Pepita” es Zorra, pero la pregunta es ¿Usted ya se comió a Pepita?

Dejo en claro entonces mi posición, hay que apoyar Rock al Parque, si algo no nos gusta, hablemos con ellos, esperemos que este año sea un buen desfile de Rock, ojalá que el público vaya a ver a los nacionales, dejen de ser acomodados y llegar a las seis de la tarde a ver los de afuera, lo mismo que los “periodistas”, que llegan al final a poguear y mover la cabeza. El Rock nacional necesita en este momento más que nunca un apoyo masivo del público, las bandas deben sentir que están siendo apoyadas, lleguen escúchenlos, búsquenlos, de lo contrario el Rock nacional está condenado a desaparecer, ya está mal, pero aún se puede levantar como género, como industria cultural. Rock al Parque o no, apoyen a sus bandas, vayan a los conciertos, escuchen las radios On Line, vivan el Rock nacional.

Y por último… Lo de México, eso si no era así, eso está muy mal, eso sí fue un error!!! Solamente.

Rock On!!!
Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.