Header Ads

banner_premios_usa

MAR DE NEGRO

Excelente asistencia al festival gratuito de Bogotá, mar de camisetas negras, es posible que parte del crédito se lo lleven múltiples personalidades que todo el año criticaron que no iban a ver a los locales, pero en el primer día de Rock al Parque, incluso en las primeras bandas se vio una cantidad notable de gente respecto a los años anteriores en donde antes de las cuatro o cinco de la tarde el público era más que escaso.

Mucha gente para escuchar pocas cosas nuevas, El Metal es un género bastante difícil y complicado, no es suficiente la pasión y la pinta para llenarlo. Las bandas nacionales este año, a diferencia de otros fueron opacadas por los invitados internacionales, ojo, no es que no hayan buenas propuestas, claro que las hay, destacada la actuación de Ikarus Falling entre otros, sin embargo lo que se conoce en el rock como “el ladrillazo” se escuchó en los de fuera, ese golpe contundente que sale como un bloque del escenario hacia el público. Fue un acierto invitar por convenio a bandas de las localidades que de otra forma nunca hubieran pisado el escenario.

Entonces, si hay público… ¡si existe!!! 120 mil personajes en Rock al Parque y uno no puede evitar hacer la pregunta ¿en dónde carajos se meten el resto del año? La conclusión puede ser que como el festival es gratuito, entonces todos vamos, pero cuando hay que ir a apoyar esas mismas bandas en escenarios locales pequeños en donde deben pagar un boleto y comprar una cerveza nadie va. No podemos seguir permitiendo que el Rock nacional sea solo “Rock al Parque”. Rockeros hay, está demostrado y muchos, pero Rockeros acomodados que solo van cuando Symphony X es gratis y de paso pues “hagamos el favor de ver a los nacionales”.

Idartes como siempre hace un buen trabajo en el producto final, es decir en el festival. Grandes escenarios, buen sonido, el montaje, todo bien, deberíamos buscar la forma de que Rock al Parque sea igual desde el principio, es decir, que este buen producto final, sea el resultado de un buen proceso de selección y preparación del mismo, porque al final el problema es ese, el pre, no el post. Miren la lista de bandas del primer día, el día del Metal, faltaron muchas, muchas que se han tragado los bares de Bogotá y el país, muchas que están tronando y no se les tiene en cuenta pero de nuevo vimos un par de bandas de Metal que pareciera se armaran solo para RAP, con los mismos que año tras año tocan y que son buenos, sí, pero se desconoce la visión y la misión del festival.

Musicalmente este año decidimos en Subterránica que no haríamos valoraciones, si bien nos ha servido de algo también tocar además de tratar de practicar este campo del periodismo del Rock, fue aprender que el arte no se puede valorar en una escala numérica y que es un ejercicio subjetivo, puede que a nosotros una banda nos parezca genial, pero a otros horrenda y viceversa. Como ejemplo claro vimos en las redes sociales un gran debate sobre una banda colombiana radicada en el exterior entre seguidores y detractores. Para nosotros el solo hecho de montar una banda, encaramarse en ese monstruo de escenario, frente a 120 mil personajes que están ahí de frente, inquisidores, es un acto de “crear rock nacional”, así que cada uno juzga quien le gustó y quien no, pero eso sí, si alguna banda nacional le gustó entonces vaya a verlos después, págueles un boleto, cómpreles un disco, una camiseta, porque si bien es cierto que IDARTES les paga por su presentación en Rock al Parque, esto no es suficiente para que vivan un año completo mientras vuelven.
Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.