Header Ads

 photo banner premios.png

EL PODER DE LAS FUSIONES Y LAS NECESIDADES DEL ROCK

Difícil, arrancar siempre es difícil y como cada año voy a hacer este escrito en primera persona porque más que todo es una opinión y el resumen de los pensamientos que pasan por la cabeza en cada concierto.

Desde hace tiempos venimos discutiendo con los amigos y los músicos dos cosas, la primera, ¿cómo hacer para bajar de peso porque ya parezco un mamut?, la segunda, ¿Cómo hacer para que el rock vuelva a ser novedoso y vuelva a ser el número uno en la lista de los que quieren salir a hacer algo por las noches? La primera pregunta se resolvió muy fácil –deje de tragar- pero en cambio la segunda no ha tenido una conclusión, lo único cierto es que el Rock, no solo en Colombia sino en el mundo parece que se ha estancado en un momento creativo algo vacío y estamos cometiendo el mismo y terrible error que le criticamos al reggaetón, -la repetición-, y eso nos está mermando.

La calidad de las bandas no es discutible, son buenas, en la primera fecha de EL MONSTER DEL ROCK SUBTERRÁNICA 2013 tocaron seis buenas propuestas, diferentes todas y cada una enfocada en una corriente muy tangible, y aunque como les digo cada arranque es difícil, OZZY albergó a una buena cantidad de Rockeros, no lo suficiente aun pero si buena. Seguimos con el mismo problema de siempre en Bogotá, eso tiene que acabarse, el público ve su banda y se retira del bar, eso no se hace, uno de los objetivos o metas del Monster es precisamente que el público conozca las otras propuestas, las otras bandas, se las “solle” y además, a la hora de dar la calificación sobre quienes pasan,  la gente no va a tener que decir porque solo vio a su banda y entonces su banda es la única que ha “ganado” en su cabeza. Yo invito al público a que se quede a ver las bandas y construyamos la escena, al fin y al cabo uno toca es para ustedes y no hay nada más rico que escuchar los aplausos cada vez que una rola se termina, o los abucheos que hps!!!

La banda encargada de abrir El Monster del Rock se llama TDK del 90 y tienen una propuesta muy, muy buena, personalmente me gustó mucho ya que tienen influencias del Hip Hop y del Rock, de Molotov y de ese movimiento que da para hacer música contestataria, en algún momento de su presentación se aventuraron a los ritmos latinos y sonó bastante bien. Gusta mucho la inclusión de la percusión y el DJ que ya se ha perdido en estos tiempos, la banda nos recuerda muchas corrientes, en un momento se escuchaba también el sonido de ese buen rock de principios de milenio. Son jóvenes y creo firmemente que será dentro de poco una de las revelaciones. Sin embargo volvemos a nuestro cuento, tenemos que ir separándonos de las influencias e ir convirtiéndonos en nosotros mismos, y aprovecho para ligar a la segunda banda de la noche Prototype Machine, quienes desplegaron una puesta en escena diferente y retumbó con el metal industrial, Prototype Machine tiene buenos músicos, quiero decir buenos intérpretes y su imagen les ayuda mucho a captar la atención del público y hago énfasis en esto porque en ella han trabajado dos artistas con los que también conversamos. La banda se mantiene fiel al género en el que están y la influencia también es muy notoria, llama la atención el sonido de las guitarras que es bien difícil de conseguir en el Rock industrial, generalmente suenan feo, como mosquito, pero esta banda lo logra, logra el sonido “ladrillo” que se requiere para el tipo de música.

Cada banda que paso por la tarima tenía una corriente definida y esto nos llamó la atención a los cuatro personajes que estábamos de jurados, porque a diferencia del pasado festival Rock al Parque en donde vimos mucha experimentación, que a propósito a pocos les dio resultado, en el Monster vimos que las bandas querían ir “a la segura” con el público, es decir, tal vez no arriesgar tanto, al fin y al cabo es un concurso.

Boulevard al igual que Kislev son bandas de Rock y eso queríamos también escuchar. El Rock puro es un género difícil, es difícil poder salir de los esquemas, Boulevard tiene una excelente energía en la tarima, están moldeando el sonido para hacerlo una fiesta, algo que se pueda gozar, mientras que Kislev es más una banda de ese Rock fuerte, el que grita, no con la voz, sino con la música. Esas dos propuestas personalmente a mí me gustaron ya que soy un rockero más de ese estilo, vi que el público en ese momento pasa a ser “el público del Rock” y fíjense que es algo hasta chistoso, el Rockero no se mueve, no se inmuta, permanece quieto y serio, pero está gozando, es muy chistoso, así vemos nosotros los conciertos, quietos y la fiesta va por dentro, eso lo aprendí hace mucho tiempo y por eso a veces se cuando la gente está o no aburrida. El Rockero mira, escucha y si la banda lo merece, aplaude.

Ya con menos público llegaron dos bandas que rompieron la noche, Yooko (Léase Yo-o-ko) es una banda de Rock Latino, su sonido recuerda al Mana de los inicios por allá en la avanzada regía que se armó en México, cuando todo este cuento comenzó y muchos nos enganchamos del sonido Rockero y nos dimos cuenta que en Latinoamérica podíamos hacer un rock diferente al de los gringos. La banda sorprendió porque se dieron una vuelta por varios experimentos y sonidos que pasaron por el Blues, por el Rock,  incluso el “chuku chuku” y La Ronera, fue la sorpresa de la noche, aunque como les digo yo soy más Rockero de guitarras, esta banda reventó y prendió al público y yo me pregunte ¿Por qué esta banda no ha salido más, porque no ha tocado en Rock al Parque, porque La Ronera la conozco hasta ahora si es una excelente banda? Y pienso entonces que al país le faltan escenarios.

El Monster es un escenario que las mismas bandas han pagado y financiado, es la única forma de hacer algo así, pero yo les propongo algo, a IDARTES por ejemplo… ¿Por qué no hacer las eliminatorias a los 20 años de Rock al Parque así? Series de conciertos en bares, en vez de gastar el dinero en papelería y tres jurados ególatras mejor gastarlo en hacer conciertos de a 8, 10 bandas en bares, financiados por el estado, así podremos ver a las bandas, escoger las mejores en escena ya que muchas veces el disco no es reflejo de la banda y aprovechar para mover la industria, los bares, la gente, etc. Pensémoslo, se puede, no estamos lejos de eso.

Agradezco a las bandas, a los patrocinadores, a OZZY en donde nos trataron súper bien y es un escenario increíble, y al público que fue a apoyar a las bandas. Esto es un concurso, solo pasan dos, felicitaciones a todos y sigan rockeando.

Compartan las fotos y espero que apoyen a las demás bandas llegando a los conciertos, etc. Recuerden que si son músicos concursantes pueden asistir a todas las batallas que quieran, solo avisan al correo y los pondremos en lista.

En la semifinal del martes 20 de Agosto, tocarán La Ronera y Yooko.

Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.