Header Ads

important

ENTREVISTA A UN GUERRERO

ENTREVISTA A UN GUERRERO
Por: Felipe Szarruk

Dentro del imaginario colectivo de Colombia están grabados los rostros de muchos personajes, bastantes son actores que han acompañado nuestras vidas. Antes, cuando la televisión en Colombia era más amable y las producciones buscaban divertir más que otra cosa, la gente seguía sagradamente las telenovelas y seriados nacionales. La televisión internacional no era común y llegaba por parabólicas y al no tener traducción Colombia seguía pegada a los dos canales nacionales que no eran Caracol y RCN sino la Cadena 1 y Cadena 2, posteriormente Canal 1 y Canal A y muchas productoras producían contenidos.

David Guerrero fue por mucho tiempo uno de los personajes más queridos y admirados de la televisión Colombiana, con un enorme portafolio de participaciones en Cine, Teatro y Televisión lo convierten en uno de los rostros más recordados de la pantalla chica.

Pero fueron sus personajes memorables los que le valieron el espacio eterno en la cultura pop del país. “El Caleño” en “Décimo Grado”, el galán de “Laura Por Favor”, “El Arcangel”, “La Potra Zaina” y tal vez uno de los más impactantes en toda la historia de la televisión “Victorino Umaña” o el Victorino rico en “Cuando quiero llorar no lloro”, producción que en su tiempo fue escandalosa y totalmente exitosa a tal punto que la gente paraba sus actividades para verla y al día siguiente era el tema favorito de conversación en todas partes. Esta fue la consagración de varias figuras como Ramiro Meneses entre otros.

La televisión cambió y llegaron las licitaciones y con ellas la forma de producción importada que requerían los canales y productoras para poder generar dinero, el amor al arte se perdió y la televisión se volvió facilista, llegaron los realities con su fama regalada y las producciones de putas, traquetos y delincuentes y esto relegó a muchos de la televisión, grandes actores fueron haciéndose a un lado, al teatro, a la docencia para permitir la entrada de las siliconas y los músculos. Incluso a algunos no les volvieron a dar papeles por “feos” porque en Miami no les gustaban. Este no es el caso de David ya que por mucho tiempo fue y sigue siendo el amor platónico de cientos de jovencitas que lo seguían, pero el también sucumbió ante el monstruo corporativo y comenzó a hacer gestión cultural, a apoyar bandas, fundó su escuela de actuación y aunque sigue apareciendo en varias producciones, David es hoy un hombre de muchas facetas además de la de actor. Una conversación fugaz con este gran artista colombiano.

¿Cuántos años de carrera y como comenzaste?

30 años de carrera, arranque haciendo cine con (Carlos) Mayolo, protagonicé “Carne de tu carne”, “Aquel 19” e hice un papel de reparto en “La mansión de Araucaima”, ahí decidí venir a trabajar a Bogotá.

¿Cuáles han sido tus mejores personajes?

En el cine los dos protagónicos fueron el trampolín para iniciar, aunque con poca experiencia ya había ciertos visos de querer seguir en esto, al llegar a Bogotá con Pepe Sánchez hice un personaje en “Vivir la vida”, fueron mis primeros pinos, seguido de “Décimo grado”, -El Caleño-, muy recordado. Algunas novelas y -Victorino Umaña- en “Cuando quiero llorar no lloro”. También estuvo “La potra Zaina”, bien dirigida por Julio Cesar Luna.

¿Cómo actor, que tanto ha cambiado la profesión en Colombia?

Hasta hace unos años las producciones tenían una gran cuota de creatividad y de excelencia por parte de los colombianos, en el momento en que entran los mexicanos a hacer coproducciones cambian los términos y las exigencias respecto a los perfiles de los personajes, en cierta forma a mi parecer se contaminó un poco el contexto de las producciones colombianas.

¿Cómo ves los actores de la nueva generación?

Algunos con mucho talento, ganas de formarse, otros simplemente con figurita y poca formación.

¿Por qué Colombia tiene potencial audiovisual?

Producir en Colombia es muy barato, buenos productores, buenos directores y buenos actores esto hace que las producciones tengan vigencia, Colombia tiene potencial por el talento y el fácil acceso a los equipos de producción, locaciones, si se tiene el dinero, acá no hay problema.

¿Qué hiciste los años que estuviste fuera de las cámaras?

Haciendo gestión cultural, proyectos musicales independientes y como muchos en la guerra del centavo. Funde el taller experimental de Bogotá en el 2004 y ahora quiero proyectar la agencia de promoción de artistas.

¿Qué proyectos tienes en mente para un futuro inmediato?

Estoy creando una agencia de asesoría y representación de artistas en el contexto virtual con conexiones directas con la televisión, el cine y el teatro. Estoy incursionando en algunas producciones, tratando de engancharme otra vez, cosa difícil en Colombia en cuanto a los términos que exigen hoy.

¿Háblanos de la relación con Mayolo?

Fue un gran amigo, gran director y como compadre casi que mi papa en la actuación, mi maestro. Era un hombre muy inquieto con el cine, con las historias, un soñador y un libre-pensador, realizó excelentes trabajos.

¿Quiénes son los mejores actores del país?

Hay varios, pero individualizar sobre algunos sería excluir a una gran mayoría.

¿Además de la actuación que otras actividades realizas?

Soy gestor cultural del distrito, he realizado eventos culturales, montado varios bares, quiero como te decía proyectar la agencia y estoy creando un proyecto musical, un grupo de covers.

¿Es importante para un actor estudiar?

Básico, indispensable, solamente el actor académico es el que se proyecta, no creo en los actores naturales sin el proceso académico. La actuación es un método.

¿En qué producciones has participado últimamente?

Estuve en la versión internacional de “Victorinos”, un papel de reparto en “Karen llora en un Bus”, “El patrón del mal”, “Los tres Caines”, “Tu voz estéreo” y acabo de hacer un papel de reparto en la película “Que viva la música” basada en el libro de Andrés Caicedo.

¿Qué papel te falta por hacer?

Siempre he hecho personajes con cierto esquema de niño bueno, me gustaría hacer un personaje de malo, pero malo, malo, que de alguna manera ha sido el patrón para poderse mostrar de muchos actores en este país. Obvio de acuerdo a las producciones que se han venido haciendo en los últimos años… fufas, traquetos y ladrones.

¿Algo que quieras decir y se quedó en el tintero?

Me parece una injusticia que tantas glorias de la televisión colombiana y la actuación en general se hayan quedado rezagadas por los esquemas de mierda que montaron los canales en concierto con las grandes productoras extranjeras. Una buena figura y poco talento es lo que buscan, creo que el mercantilismo le gano al arte, como en todo negocio.

¿Aun esperas algo de la tv colombiana después de todo lo que has logrado?


Claro, que algún canal o algún director me ofreciera hacer un personaje importante en una buena producción, estoy esperando ese momento para poder hacer un personaje inolvidable.
Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.