Header Ads

 photo banner premios.png

QUE SE LLENE EL AIRE DE ROCK

Recuerdo en los 90’s, cuando comenzaba el furor de las bandas de Rock Latino, Bogotá no se quedaba atrás. Los bares alternativos abrían sus puertas y las bandas comenzaban a hacerse notar. Eso sí, todos tocábamos con guitarras Peavey Predator y ampletos de la misma marca de 10Watts, así se tocaba en los bares, así se armaban las farras tan increíbles. Por eso, cuando entro a un lugar como Ozzy y veo la tarima, las luces, el roadie, el ingeniero me alegro de que en cierta forma, si se haya evolucionado, años atrás era impensable que las bandas buscaran ingenieros, ropa, animaciones y todo lo que vemos ahora. Se siente orgullo de ver a los músicos con instrumentos de calidad, comprados con esfuerzo, cada vez que voy a presentar una banda subo y miro sus guitarras, sus bajos, platos, me sorprenden a veces, claro que lo que siempre se espera es que el músico este al nivel del instrumento.

Lo mejor de despertarse al otro día con ese dolor de cabeza es saber que es producto de una noche increíble de Rock, la segunda batalla de El Monster 2013 fue algo genial, pasó algo que hace tiempo venimos esperando y es que hubo –rumba-, se pasó bien, rico, había chicas hermosas, sollándose las bandas, Rockeando, se consumió en el bar, la gente estaba divertida y eso es un paso importante para el Rock nacional, porque si seguimos así, en poco tiempo dominaremos los escenarios como sucedió en los 90 y de repente comienza de nuevo el boom del Rock nacional. Hay que enfocarnos en pequeños detalles, uno, seguir estimulando al público, eso es clave, primordial, y dos, que las bandas de Rock, esto es solo para ellas, no las de Fusión, punk, funk, etc. Sino que las bandas de Rock y Metal del país se pongan a tono con el mundo y desarrollen un poco más la música y la puesta en escena que es en lo que fallamos.

Viaje Sonoro arrancó la segunda batalla de El Monster con una muestra de sonido clásico, con una alineación de Rock puro. Es bien difícil cuando la gente me pregunta según mi criterio que es el Rock Puro pero no es tan difícil de explicar, para mí son las bandas que tienen una alineación básica tradicional, dos guitarras, bajo, batería y voz y que mantienen el género dentro de lo establecido y no lo mezclan, lo que podríamos llamar la tradición del Rock.  Lo que me llamó la atención de esta banda es que a pesar de tener marcadas influencias de varios clásicos, han encontrado un sonido propio y esto señores, es lo más importante en una banda, encontrar su voz, su  estilo, en lo musical, eso está hecho, faltaría trabajo un poco en la puesta en escena.

De ahí en adelante las bandas transitaron por las corrientes alternativas y metaleras del género, y esto es lo que no me gusta de  los concursos, hay que escoger pero al final es bien difícil porque lo que discutíamos ¿Quién puede calificar música? Esto es imposible… uno puede calificar música de acuerdo al gusto personal de cada jurado y por eso tratamos de ver otras cosas aparte de lo esencial que son los temas, es por eso que los jurados además de todo son músicos, gente que se dedica a tocar, que sabe de la escena o personas que trabajan en la industria y con las bandas.

White Blackout es una propuesta sólida y la banda suena muy bien, al principio no sé si por nervios o así lo tenían planeado su vocalista se estaba guardando una voz enorme, la cual dejo salir a la mitad de la presentación, creemos que esto es uno de los fuertes de la banda y hay que aprovecharlo más, la base musical está, buena, rockeando, la voz también, pero se escondió gran parte de los temas. Es una buena propuesta y que de seguro en un tiempo darán mucho de qué hablar.

Utopía emocionó mucho por varios motivos, Metal, bien tocado, un género dentro del metal que no es fácil, chicas en los instrumentos y estamos totalmente a favor de las chicas en el Rock, buenas canciones, levantaron a un público que no era suyo en su mayoría y en general todo bien, pero volvemos a la puesta en escena. El consenso general fue la parte visual de la banda que se quedó un poco atrás de la propuesta musical, una banda mixta y talentosa como esta puede tener una imagen impactante.

Niñas hermosa estaban en Ozzy, que lindo ver el bar a reventar, eso sí, a medida que pasan las bandas otra vez se van yendo, y van dejando a las ultimas bandas tocando cada vez más solos. Y seguiremos insistiendo en esto, es grosero, si usted va a un concierto de Rock, quédese hasta el final, no se ve bien que vea a su banda y se vaya del bar, mas a delante hablaremos de esto en una banda en específico.

No Prejudice es otra puesta en escena clásica, y se nota que ellos se divierten con lo que hacen, cosa que ya poco se ve en escena, estamos acostumbrados sobretodo en Bogotá a ver los músicos alterados, caras preocupadas, mucho stress y el Rock es para divertirse. Es una banda compacta que brinda un espectáculo de rock.

Tuvimos un enredo ahí con los turnos, sorteamos el orden y The Monkfish no alcanzo a estar en el sorteo, después arreglamos para que estuvieran en la mitad del line up porque algunos tenían que irse, eso está bien, no sé cuál es la onda de abrir, cerrar, etc. De ahí hubo dos cosas, una buena y una mala. La buena, que al final lograron las mismas bandas arreglarse el orden y aunque hubo roces se logró y eso tenemos que ir superándolo, la fea es que el público de The Monkfish se fue todo cuando termino la banda.

Pero antes de ellos apareció en escena una banda que nos llamó la atención a todos, y hay que hablar un poco sobre ellos ya que hubo controversia entre los que estaban escogiendo. Ellos son The Stranges. Una banda poderosa como un ladrillo y con una front girl despampanante, la combinación perfecta, solo falló una cosa, la voz o no estaba bien mezclada desde la consola o ella estaba nerviosa y falló el manejo del micrófono. Ok, vamos a hablar claro, su cantante usa un rango de tonos diferentes, que van desde lo dulce hasta lo casi gutural, esto equivale a un trabajo enorme de ingeniería de sonido y también de manejo de micrófono, como no hubo prueba de sonido lo tratamos de manejar por el lado de la improvisación con el instrumento, que en este caso es el micrófono. Esta banda es especial, tiene muchas cosas buenas, tiene todos los elementos necesarios para ser una de las banderas del Rock nacional y en poco tiempo, a los que no conocen The Stranges, como era nuestro caso, les recomiendo fuertemente que los busquen y los vean y escuchen.

The Monkfish, su nombre lo agarran de aquel famoso pez de las profundidades con una bola luminosa en la cabeza. La banda tronó el escenario con su música, tienen una excelente energía, descartemos que casi 40 personas fueron a apoyarlos, dejen eso, aunque qué bueno, que increíble, es una buena banda y punto, nada más que decir. Se divierte uno escuchando, Rock ImI

Tengan en cuenta que no he estado redactando este escrito en el orden de aparición en escenario sino en el orden de apreciaciones. Lo que si coincide es la última banda de la noche con la última reseña. Nesta Vibe, un colectivo de buenos intérpretes, es delicioso ver cuando los instrumentos se tocan con profesionalismo, una banda para rumbear, para pasarla sabroso, sonidos caribeños del Reggae, un buen set de vientos, la mezcla que se logró fue excelente y personalmente, para mí, no hablo acá por todos los jurados sino por mí, me pareció una de las mejores propuestas de la noche y creo que es una de las bandas revelaciones que he visto este año en todo lo que llevo haciendo eventos. Eso sí, lástima que muy pocos vimos eso, ya que no había público, y no podíamos entender eso, como es posible que una banda tan buena no se la este –sollando- mucha gente. He visto maravillosas bandas de Reggae alrededor del mundo y les digo con todo el orgullo que Nesta Vibe está a la altura de ellas, tal vez hay que trabajar en la promoción, en cautivar gente que apoye, porque un artista se debe es a su gente, el arte de hacer música en colectivo es para expresarse a los demás, para transmitir un mensaje y que se llene el aire de ese mensaje y sea escuchado.

Ha sido una decisión muy difícil y de verdad con el corazón felicitamos a esas bandas porque fue una noche de rock como pocas, todas deben seguir adelante y darle duro porque ya casi tenemos esta industria lista para hacer cosas grandes.

Gracias al público asistente, a los patrocinadores, a Ozzy, a los jurados. Sigamos rockeando

Las bandas que van a semifinales son The Monkfish y Utopía. Nos vemos en la batalla 3.
Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.