Header Ads

banner_premios_usa

MÚSICO… DESMOVILIZATE, HAZ LA PAZ CON LA MÚSICA!!!

¡Deje las pepas tranquilas!, ¡deje los pentagramas!, los intervalos, las formas, las escalas, ellas están ahí, han sido estudiadas durante siglos, es bueno que las conozca pero escuche lo que hay dentro suyo.

Llevo años asistiendo a conciertos de todo tipo, años escuchando canciones, analizando listas de radio, esquemas de ventas, trabajando en medios y si algo les puedo asegurar amigos músicos es que la música no está en el papel y la matemática sino en quien la escucha, si una obra no tiene trascendencia es como si jamás se hubiera escrito, si usted no recuerda un momento de su vida es como si jamás lo hubiera vivido.

He asistido a bares en donde se reúnen músicos de alto calibre, de aquellos que Dios les regalo el don del virtuosismo, guitarristas que dominan sin esfuerzo el sweep picking, las técnicas híbridas, el alternate picking de paul gilbert, ligados como jeff loomis, arpeggios como jason becker y un tapping a 8 dedos como el de chris broderick y los he escuchado pavonearse por todo el lugar, desprestigiando y despotricando de todos los demás, revolcándose en su propia vanidad, diciéndose unos a otros que lindo cantas, no como ese ebrio, que lindo tocas, tú si te sabes las escalas y las técnicas, los he escuchado con mis propios oídos decir que Metallica, que U2 son una mierda, lo publican en Facebook, en esos bares que generalmente son oscuros y lúgubres porque nadie asiste, porque como dicen señores, esos músicos tocan mil acordes para tres personas en cambio los demás tocan tres acordes para mil personas.

Hay que hacer la paz con la música y no degradar a quienes no manejan las técnicas que los virtuosos manejan, a los que no son capaces de hacer la transposición inmediata de las notas, a los que no pueden leer la partitura a primera vista solo porque ustedes creen que eso no es un músico. Grandes compositores ni siquiera sabían leer ni escribir, la música viene del alma no de la matemática, el afán del hombre por medir y academizar todo ha destrozado el alma de las personas. No me malinterpreten, estudié música, pero cuando toco lo hago es porque me gusta, porque en un escenario se siente bien, tocar, gritar, nunca he hablado mal de la música de nadie porque me gusta que la gente saque lo que tiene, nunca he juzgado a nadie como “mal músico” por ebrio o drogo, si eso fuera así casi el 80% de los músicos del mundo entonces serian malos músicos, prefiero escuchar un desafine que viene del alma que ver a un hombre sufriendo en el escenario desatado y sudando porque la gente no le entiende sus riffs monstruosos, la gente no sabe de eso, es como si un cirujano le dijera ¿viste que corte?.

El peor pecado de la raza humana es la soberbia y de eso a los músicos les sobra, hay que disfrutar el arte, saborear lo que existe, preservarlo, como decía el libreto de la película “Crossroads”, hay que llevarla más allá de donde la encontraron y hay personas que la encuentran muy arriba, otras muy abajo.

Lo que importa es lo que se va a escuchar, nada más, la sensación que va a tener quien la escuche, ahí no valen las escalas, los pentagramas, las formas, las disonancias, es como cuando estás cocinando algo y huele bien, cuando lo prueban lo único que importa es el sabor, que esté delicioso y en la música señores, son más los ignorantes que han tenido un sabor delicioso que los letrados y conocedores de todas las variaciones del espectro musical que lo han logrado.

“No tengo una voz bonita. No sé cantar bonito, y además no quiero”

Bob Dylan
Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.