Header Ads

banner_premios_usa

EN ESE DISCURSO ACTUAL DEL ROCK NACIONAL TODO MUNDO ESTÁ MAL


Espero lean de verdad el artículo y no se comporten como los que voy a describir a continuación. Lo mínimo que puede usted hacer para participar de este debate es leer y analizar. Es decir reflexionar sobre lo escrito y sacar conclusiones después de un repaso profundo a lo que acá se expone. Si usted va a actuar como el colombiano promedio que lee un titular, ve un meme o una foto y se vuelca en insultos, le da rienda suelta a su pasión absurda e incontrolable, entonces este artículo no es para usted. Este es un escrito de crecimiento, un llamado a la reflexión, la unión y el sentido común, porque la verdad estar escuchando todo el día músicos mendigar dinero, promotores mendigar respeto y otras personas actores de la escena rock en constante drama se está volviendo aburridor y lo que está sucediendo es que cada día el rock nacional se hunde más en un escenario paupérrimo que solo nos afecta a nosotros. Ya pasaron los tiempo de quejarse, muchos peleamos con fuerza contra todo lo establecido, sencillamente peleamos solos porque la mayoría solo mendiga en Facebook pero no sale a las calle a hacerlo. Eso es lo que hay, esa es la escena y así hay que actuar en ella, hay que fortificarla y realizar obras para que crezca, si usted se metió al rock para ganar plata, está jodido, porque acá no hay una industria musical aun, está en crecimiento, si usted se metió al rock para ser Rockstar, está más jodido porque ni siquiera el público tenemos, si usted se metió al rock sin estudiar, solo por tener una guitarra buena y una carita amable, aún es tiempo de que se convierta en administrador de empresas.

Quiero mostrarles un panorama aterrador y otro que es real: El primero, cómo acá nos destruimos unos a otros por la sencilla razón de “porque si”, “porque lo que yo pienso es real pero lo que el otro piensa no”, “porque yo soy sabio pero el otro es pendejo” o “porque a uno no lo hace un título”, y la contraparte de cómo en países como Estados Unidos en donde el rock es una industria, se paga hasta por hablar y quien genera es quien gana, porque en toda profesión hay un camino por recorrer, pero el colombiano promedio, sin educación, falto de ganas, siempre quiere es ser millonario, ya, mañana, sin esfuerzo, el colombiano no va a una iglesia a agradecer sino a pedir, nos convertimos en un pueblo que se mueve solo con un billete en la cabeza y lograron convertir el rock en un acto horrendo y de oficina.

Ya sabemos todos que las entidades del estado y las pocas privadas que “apoyan” el rock nacional están viciadas, que ahí no hay nada, han salido a la luz investigaciones terribles que demuestran estas cosas. Parece que los músicos ya se dieron cuenta y han dejado un poco de rogarle a “papa estado” que los tenga en cuenta, se dieron cuenta de que ahí ya no hay nada y entonces ahora se volcaron contra sus propios colegas, a rogarles a ellos que les den plata, público y eventos.

Si usted hace un recorrido a diario por las redes sociales encontramos casos de odio puro e infinito y de destrucción. Ayer leía yo como un gestor destruía a una organización porque están cobrando la cuota de un concurso y a ese comentario le siguieron 20 o 30 comentarios más de odio de músicos que tienen bandas que no llevan ni tres personas a un bar. Preciso ayer, que había publicado un artículo sobre la responsabilidad de estudiar para aprender sobre todo ética.

El problema de Colombia, el único problema de esta patria en todos los campos y en todos los ámbitos es el egoísmo, nada más, acá cada uno piensa en uno y que el otro se muera. Si lográramos superar eso, nuestra patria sería un paraíso. Pero no, no importa que hagamos, lo que haga el otro siempre estará mal. La mayoría de gente que habla en el rock con propiedad lo hace sentada desde un trono imaginario que ha financiado un tercero. Es así como los que están en el estado hablan de forma despectiva porque su trono lo soportan millones de dólares que coloca el distrito o el país para hacer convocatorias, claro, para ellos es muy fácil adueñarse de ese trono y hablar de gestión, etc. Otros lo hacen sentados desde el trono que ha financiado una marca, que entrega sus presupuestos para hacer eventos de promoción los cuales usan a beneficio propio. Obvio, es fácil hablar cuando se tiene todo y no se ha luchado nada. Pero la gente acá se ha acostumbrado a que el artista es un mediocre que le ruega a todo el mundo y eso no es así.

Esto va para ustedes los músicos, los colegas, no sean bárbaros y respeten el rock. Si lo que quieren es dinero están en el lugar equivocado. Eso de soy músico no regalo mi trabajo no tiene fundamentos, porque el músico no ofrece un servicio sino un producto, es decir, a usted no le pagan por tocar, no sueñe, no alucine, a usted le pagan es por ir a tocar las canciones que le gustan a la gente y que llaman público al lugar donde las toca, es decir que convocan. Sáquese ya de la cabeza que su trabajo es “tocar”, eso es un obrero, eso es una secretaria, un músico genera dinero cuando su música se escucha, cuando su música vende, cuando su música convoca, si al músico le pagaran por tocar este mundo sería diferente. Eso no lo ha entendido nadie en Colombia y ese es el problema.

Usted puede ser el mejor intérprete del planeta tierra, el mejor, pero si a su concierto en un bar solo va su mama o un amigo a verlo ¿Qué quiere que le paguen? Si a usted hay que meterle plata en sonido, transporte, comida, vino y placer pero no genera ni un peso ¿Qué quiere que le paguen? ¿Un tributo? Claro, es una solución, tocar en restaurantes y bares por cierta cantidad de plata, pero el camino de conquistar a la gente con su música es muy duro y cómo se nota que se dejaron enredar por las películas como “Casi Famosos” o “The Doors”. Eso no pasa, eso no sucede, que la super banda está tocando en un bar y llega la disquera a rogarle que grabe un disco. ¡Que equivocados estamos!

Entonces el músico pretende que todo se le regale y todos nos tiremos a los pies de él solo por existir, mal acostumbrados a que el distrito les regala dinero en cada convocatoria, mal acostumbrados a que el país les dijo que el rock es gratis porque el estado lo financia. No, es una actitud mediocre e irresponsable. Si usted quiere ganar dinero con el rock debe producir dinero para todos, como en cualquier empresa de este país. ¿O cuantas bandas de rock tienen empleados a los que se les paga? Porque eso sí, una banda quiere millones pero tampoco pagar nada. Es lo mismo, es la mediocridad y el desconocimiento del colombiano.

El vallenato por ejemplo, ¿ha escuchado hablar del festival vallenato? Solo querer participar por el trofeo cuesta más de 350 mil pesos, asistir a cada rincón vale dinero, los músicos pagan todo, el que triunfa es el que comienza a generar. Uno entre mil, el mejor.

Ayer atacaban a Bogotá Ciudad Rock por cobrar 120 mil pesos por inscribirse a un concurso que no patrocina ninguna marca grande. Lo que la gente irresponsable no sabe es que Bogotá Ciudad Rock moviliza un gran equipo de gente para poder grabarles a las bandas un buen video de calidad que si pagaran por fuera, que si lo hicieran con las empresas que tanto critican el concurso, les costaría más de cinco millones de pesos. Pero claro, el colombiano ignorante se deja llevar por el odio sin saber que lo que estas empresas buscan es acabar con un movimiento así porque le quita los clientes. El músico de Colombia es muy atrevido. O un muchacho de veinte años que está queriendo ser promotor y arma su concierto, le toca alquilar el lugar, el sonido, producir, gastar plata de su bolsillo, coloca a tocar a 10 bandas y el aforo son 20 personas, eso es patético, todavía la banda se queja porque no le pagaron, eso sí es ser ladrón. Venderse uno como el gran músico, como la gran banda, subir la cabeza y cobrar para no llenar. Para producir solo pérdidas hasta de oído porque la música es horrenda. No, eso no es así. Miren en resumen, cuando uno es bueno y produce lo llaman, se acabó, si usted genera, los promotores lo llaman y ya. Usted no tiene que hacer nada, solo tocar y componer. Usted sabe que aún no lo ha logrado mientras le toque seguir rogando 100 pesos en Internet, respétese a usted mismo y respete a la escena. Eso de soy músico no toco gratis debe acabarse. Si vamos a cobrar que sea porque lo merecemos, no porque somos las putas del arte.

Llegará el día en que Colombia vuelva a ser lugar de rock, en donde tengamos una escena auto sostenible y enorme, pero no llegará por este camino equivocado que estamos recorriendo.

En Estados Unidos se paga todo, absolutamente todo, una banda que anda comenzando debe invertir para crear público, para después poder cobrar, a nadie le regalan nada en esta vida. A nadie y no por eso, no porque uno no pueda comprar un BMW entonces debe destrozar a la fábrica. El que no puede comprarlo anda en Transmilenio y se acabó.

Yo les recomiendo a los músicos un ejercicio que muchos han hecho ya. Organice un concierto usted mismo, vaya a los lugares y consíganlo gratis, vayan y busque backline y sonido de sala gratis, busque el transporte gratis, busque el ingeniero y los roadies gratis, busque la comida para el staff gratis, mande a imprimir los boletos y que les salga gratis, compren el trago pero sin pagar, el transporte al lugar, la persona que recibe los boletos, etc. Etc. Tal vez se den cuenta que colocarlos en un escenario no es tan fácil como ustedes creen, para que se monten 4 “guevas” en jean y camiseta a desfogar su “trip”.

Dejen de mendigar y dañar a los demás y hagamos buenas cosas, todos estamos de acuerdo en que al músico se le debe reconocer su trabajo, que hay que pagarle, lógico, pero tampoco hay que regalarle nada.

@felipeszarruk
Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.