Header Ads

important

BAJO NIVEL MUSICAL EN EL INICIO DE ROCK AL PARQUE 2015

Rock al Parque 2015
Bajo una llovizna poco común en esta época del año arrancó la edición veintiuno del festival Rock al Parque. El día de los sonidos más fuertes no fue lo que tradicionalmente ha sido, la escena metalera no se vio motivada a asistir en masa como en años anteriores, tal vez por el clima o tal vez por lo poco atractivo del cartel de este año.

Sí, es un festival gratuito para el público, pero es un festival costoso para el distrito, que está incluido en sus políticas culturales y cuya finalidad o meta es darle exposición y circulación al rock local apoyado en bandas internacionales que hacen que el público asista.

El panorama fue desalentador, contrario a lo que ustedes leerán en los medios “aliados”, no se puede pintar la realidad con palabras bonitas o columnas a cambio de favores. Eso está bien y es lo que hacen en los festivales privados en donde acreditan periodistas amigos a cambio de ingresos para que escriban que el festival fue un éxito así no sea cierto. Pero acá estamos hablando de lo público, de lo que nos pertenece a todos, de lo que nos afecta a todos directamente, incluso al que detesta el rock y piensa que los rockeros son una horda de drogos satánicos, a esa persona también la afecta el festival, así como a cada ciudadano de esta patria le afecta cualquier decisión en lo público.

La calidad musical de las bandas dejó mucho que desear, no parecían realmente motivadas en los escenarios, aunque el público les respondía no se veía un esfuerzo real por sobresalir, las formulas en el metal están tan repetitivas que parecía estar escuchando un constante loop durante 8 horas, la verdad estamos muy mal en la escena, porque si según el jurado estas son las bandas con el puntaje más alto, debe ser que las que no quedaron no alcanzan ni para tocar en una sala de ensayo, y eso es mentira, porque en Bogotá si hay buen metal, muy bueno.

Algunas pocas propuestas destacaron por hacerlo bien y por brindar un espectáculo agradable a los asistentes que no superaron ni en la mitad el número de años anteriores, el parque estuvo medio vacío y de nuevo fueron las dos tarimas más pequeñas las que llamaron la atención de los metaleros.

Para ver las propuestas destacadas lea: http://www.subterranica.com/2015/08/las-bandas-destacadas-de-la-primera.html


Al parecer este modelo de festival “gratuito” y de amigos está perdiendo el norte y no parece que se vaya a recuperar. Año tras años se comenten más errores y los mismos que vienen ocurriendo por décadas.

Una empresa enorme como Rock al Parque debe estar al servicio del Rock, de lo que profesa, no al servicio de amistades nepotistas y de querer a como dé lugar mantener una ideología que sencillamente no funciona así ellos y sus “medios aliados” quieran dibujar otra realidad, el cielo no puede ser verde solo porque alguien crea que así lo es.
Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.