Header Ads

monster banner

LA IMPLOSIÓN: Crónica de la sexta batalla de El Monster del Rock Subterránica 2015



La sexta batalla del Monster del Rock comenzó con una noticia poco usual: Dos de las bandas no se harían presentes a la batalla por razones de fuerza mayor. Por lo tanto eso nos dejaba con una fecha de cuatro bandas, algo que no nos gustaba mucho porque con hambre de rock y en un concurso como estos, es bueno ver diversidad de propuestas. Pero en fin, ahí estábamos y no se podía hacer nada al respecto.

Por otra parte, nos daba la oportunidad de concentrarnos más en los sonidos y en las propuestas para decidir mejor. Quiero hacer acá una anotación que es muy importante y creo que nunca la hemos hecho en crónica alguna de El Monster del Rock. La experiencia de tocar en vivo, es una experiencia única y personal, tanto para quien interpreta, es decir para el artista como para el público. Usted puede ver un concierto en directo por televisión, sí, pero no es lo mismo, usted puede ver las fotos, los videos, pero la tecnología aun no es capaz de captar la emoción del momento, el cómo vive cada persona ese instante, sea de euforia, de tristeza, de enojo, de alegría, eso es lo que convierte a la música en algo efímero cuando es en vivo, porque aunque quede grabada, aunque queden los registros, nadie más que los que están ahí en el momento pueden entender el “cómo” se vive un concierto determinado. Por eso muchas veces ustedes se preguntarán ¿Por qué gano esa banda? ¿Qué le ven a este artista? Pero usted nunca los ha visto o los ha “vivido” y eso es importante. Vivir el rock es algo que no puedo escribir acá, que nadie puede explicar y que una foto o un video no le va a transmitir. Y eso es precisamente lo que busca este concurso. Una banda que haga tener una experiencia al público, que haga sentir cosas, que haga emocionarse, que atrape, por eso usted puede ser el mejor interprete, puede saber toda la teoría, miles de escalas y acordes, técnicas, pero si no logra atrapar a una sola persona entonces El Monster no es el espacio adecuado. No estamos diciendo, o no estoy diciendo que toda banda deba ser un carnaval, pero hay personas que con solo rasgar un acorde ya hacen magia. 


He titulado la Implosión esta crónica porque eso sentí que sucedió en tres de las cuatro bandas que se presentaron en Bbar. Mucha introspección y también algo de nerviosismo al tomarse la tarima. Es extraño como este año la calidad musical de las bandas ha estado muy bien y el problema ha sido tratar de desenfundar el artista que todos llevan dentro, ese Rockstar que está dormido.

Aneuryzma abrió la noche, y como les dije a ellos quiero destacar la voz de la banda. Llena de matices, un tono que es dulce y que al contrario de muchas bandas, apoya la música en la voz y no al contrario. Este es un tipo de rock que no se hace mucho en el país, es un rock que para la gente normal podría llamarse “comercial”, a mí me gusta llamarlo “escuchable”, es de fácil escucha y esto es importante porque quiero recalcar de nuevo la música con mensaje. La música que dice algo y en este caso que lo dice apoyado en una voz que gusta. Estos proyectos así que tienen identidad propia de lo único que necesitan para ir más allá es de un esquema de trabajo que se sale de la música y se aproxima más al mercadeo y otros campos. 


 
Clase Obrera fue la mejor propuesta musical de la noche, los arreglos para los vientos estaban muy bien armados y la banda tiene solidez en el bloque musical. Se nota que han ensayado como debe ser. Es un ensamble de Ska-reggae clásico con letras contestarías que encajan perfecto en el género, que busca crear conciencia. No hay mucho que decir es una gran agrupación, lo único es que se sentían muy serios, parecía que estaban en un sopor extraño. La banda inherentemente irradia energía en la música, pero en los músicos al único que se veía desbordar era a su front man. Pero sería bueno verlos en la actitud que el género pide. Busqué otros videos de ellos como el de Exporock para ver si eso había sucedido solo en El Monster, pero no, ahí vi lo mismo, por ahora es algo en lo que hay que trabajar. Sin embargo, les repito, es un gran ensamble musical. 



Detonadores rompió la noche, rompió también los moldes y la batería (Hay que soldarla ahora). ¿Qué les puedo decir? Una banda que usa la estridencia para darle una cachetada al público, para decirles –Hey maricas, despierten, ya llegamos, ustedes están vivos- Con una voz poderosísima, un baterista y un guitarrista que hacen más ruido que si fueran cinco. Es una propuesta que rompe moldes y esquemas. Es una propuesta arriesgada y difícil, el género que interpretan puede llegar a confundirse con el facilismo de poder soltarse con libertad en el escenario pero si se fijaron en la rapidez de la batería y los riffs de la guitarra se dieron cuenta de que técnicamente tocar lo que estaban haciendo requiere de mucha destreza. Pero claramente la atención se la llevaba su vocalista que no le presta atención al hecho del género para convertirse en un metalero más. Es una banda de impacto y preferiría verlos sonar con un bajo a ver en que se puede convertir esto. 


La noche la terminó Vintage, quienes volvieron entonces a la Implosión, la banda es buena, cuidan el ensamble, eso se nota, se nota que cada uno trabaja por su instrumento y está en armonía con quien dirige. La voz es buena, la calidad interpretativa también. No hay mucho que decir, buen rock y mucha introspección. Tal vez en algún momento, después de esa descarga de Metal, la banda pudo haber cambiado el viaje del público pero no hubo esta interacción. Hay que destacar a su baterista que irradia fuerza y es muy gratificante ver que cada vez más hay chicas que se lanzan al rock colombiano en roles que tradicionalmente han ocupado hombres como el de tocar la batería.

Por cuestiones de mala comunicación, se anunció el ganador al micrófono y no me esperaron a la crónica, pero bueno. Detonadores nos dio algo diferente, como digo siempre, esto no quiere decir necesariamente que haya sido la mejor o la peor banda, cada propuesta tiene cosas para resaltar y cosas para arreglar. Ellos pasan a acompañar a la segunda semifinal a No Humano y nos quedan dos batallas más por recorrer.

VOTACIÓN DEL PÚBLICO

Aneuryzma: 13
Clase Obrera: 15
Detonadores: 14
Vintage: 13
Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.