Header Ads

 photo banner premios.png

HEMOS VENIDO A BRILLAR: BATALLA III DEL MONSTER DEL ROCK 2016


Yo he participado en concursos toda mi vida, concursos de todo tipo, de rock, de cine, de lo que sea. Lo digo porque cuando me meto o me inscribo a uno, vivo pendiente del movimiento, es decir, de las fechas, de cómo va la causa, de si clasifico, de si hay cambios u otras novedades. Antes nos enseñaban a no ser tan perezosos y divas, nos enseñaban que uno debe estar pendiente de lo que a uno le interesa, pero parece que hoy en día ya no es así. Seguimos con el pensamiento equivocado en el rock nacional, somos rockstars y merecemos el cielo y la tierra por existir nada más. 

Por favor, si usted es una banda que se inscribió a El Monster del Rock, lo mínimo que puede o debe hacer es estar pendiente al menos del correo electrónico o de la página, es inaudito que años después de luchar por la escena aun toque estar llamando a las bandas a casa el mismo día de la batalla a ver si se enteraron de los cambios o de las noticias, de quien pasó , de que falta o peor aún, que estén llamando dos horas antes de la batalla a decir “Es que yo me guio por el afiche de hace tres meses”. 

En fin, cosas que hay que ir cambiado.


Pasemos a lo bueno, lo bueno fue la música. Días como el viernes 12 de junio de 2016 hacen que queramos seguir en esto, a pesar de las cosas que suceden en esta escena nuestra. Es muy difícil cuando se organiza un concurso y el nivel de todas las bandas de la noche no da pie a equivocarse. Lo que quiero decir es que las cuatro bandas que tocaron estuvieron maravillosas. Mucha escena, mucho rock, mucha fuerza, es increíble ver como el nivel de El Monster sube cada vez más, año tras año es mejor y todo el público que estuvo en el bar se pudo dar cuenta de cómo se arma una fiesta rock y que es lo necesario para prender la noche y cautivar un público.

Comencemos con SHINE, una agrupación de Metal Cristiano que colocó la vara muy alta desde el principio sobre todo por la escena. Musicalmente a la banda se le nota el ensayo, la seriedad, la pinta es buenísima y se toman muy en serio este cuento. Utilizan también el arte para llevar el mensaje que quieren y lo tienen claro, como se logra meterse en las cabezas de las personas usando la escena como herramienta. Yo pensaba, ¿Qué diferencia existe entre Ghost o Shine? Tal vez que juegan para bandos opuestos o quisiera atreverme e decir que Ghost es un teatro y lo de SHINE es una escena sincera. Si tomamos muy en serio la historia de vida de su front man, la cual comparte en un momento de la presentación, entonces esta presentación toma otro tinte, aquel de poder ver de primera mano cómo el arte y la música salvan vidas, salvan todo.


Cambió el panorama completamente con la segunda banda LOREM IPSUM quienes de una vez oscurecieron el escenario con un viaje maravilloso a las mismas raíces del grunge rock y de los años 90 acompañados de una puesta en escena visual con simbologías muy poderosas. La voz y la pasión con la que tocaba la guitarra su front man nos transportó a muchos de los que ahí estábamos a aquellos momentos felices cuando Nirvana y otras bandas nos enseñaron que no era necesario el virtuosismo en la ejecución para transmitir una energía poderosa, esta banda tiene sin duda mucho más para dar, por momento sacaban de la manga riffs de Metal y rock que hacían que el sonido pesara aún más. Buena propuesta.

Desde Bucaramanga llegó Muyhica (lease Muyica) un proyecto lleno de energía, ganas y sobretodo de ese hardcore-punk que cautiva por su estridencia y porque suena como un bloque. Tal vez el punto más fuerte de esta banda es que logra el equilibrio entre lo que están haciendo en el escenario y lo que quieren transmitir al público, cuando hablamos de esta interacción, es diferente por ejemplo a Shine que usa el recurso del dialogo, este proyecto usa el recurso de la energía del sonido y de un “trance” emocional para conectarse con la audiencia. Esto tiene especial validez en un concurso como El Monster del Rock, porque aunque su música no ofrece nada que no hayamos escuchado, si lograron colocarla en un nivel que poco vemos acá, es decir, en ese nivel del concierto de rock al que se puede ir a pasar bien, a divertirse, a escuchar a alguien que tiene algo que decir y una forma especial de decirlo, además la energía de estos locos es hermosa. Las dos bandas de los Santanderes que han llegado a Bogotá han sido grandes exponentes del género y los nuevos sonidos.


Para cerrar la noche un viejo conocido que parecía ser la primera vez que los veíamos. No Humano llegó a la fase final en 201 pero eran mucho más agresivos en el sonido que lo que escuchamos en esta batalla. Han incorporado elementos electrónicos que refinaron en un 100% lo que se escucha, ahora el orden en lo musical y su puesta en escena un poco más pensada por parte de los músicos hacen de la experiencia algo mucho más agradable, encontrar bandas que levanten a la gente y le hagan pasar una buena experiencia al público es difícil y este proyecto lo logra. Es muy grato ver, al igual que nos sucedió con Will Romero, como en tan solo un año las bandas pueden evolucionar de maneras impresionantes si se mantienen en el juego, por eso, la constancia en esto es tan importante. No humano tiene un espectáculo visual que hace que uno le crea y la voz es coherente con esta puesta en escena. Por eso, ellos y Muyhica son las dos bandas que nos acompañarán en las semifinales no sin antes decir que en esta batalla, los cuatro tienen todo para ser Monsters del Rock, de corazón les recomiendo que profundicen en estos cuatro exponentes del rock nacional, primero porque lo que están haciendo es divertido y  es bueno, y segundo porque pocas veces se reúnen cuatro bandotas en un mismo escenario en lo que lo único que queda son las ganas de escuchar más rock.

Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.