Header Ads

 photo banner premios.png

METAL EN BOGOTÁ: LA GRAN ESCENA UNDER QUE VE SU OPORTUNIDAD UNA VEZ POR AÑO

Foto: www.bogota.gov.co
La comprende un universo entero de gestores, músicos, medios independientes y público. La escena Metal de la capital es una de las más fuertes tal vez del mundo (Recordemos que solo Bogotá tiene más habitantes que muchos países, sobre todo de los que más siguen el género). El movimiento inició fuerte en Medellín en los 80’s e incluso hay mitos importantes sobre sus bandas como que PARABELLUM fuera de los primeros proyectos de Black Metal del mundo y fuerte influencia para bandas legendarias.

Sin embargo fue Bogotá donde se desarrolló y se mantiene en nuestros días como “Metalera” y es su escena la que se ha preocupado por conservar las tradiciones, los discos, las tribus urbanas. 

Generalmente no hay mucho dinero dentro de ella y he ahí la explicación del porqué Rock al Parque se llena tanto el día que han designado “del metal”, la explicación más sencilla y más sincera es NO HAY PLATA, entonces hay que aprovechar. No muchos festivales en el mundo (Ninguno que yo sepa) presenta a Napalm Death, Apocalyptica, Carcass, Morbid Angel o Kraken gratis. De hecho Colombia tiene unos precios absurdos en las boletas para conciertos gracias a los impuestos y a Sayco entre otras cosas y por eso, ir a ver bandas de primera línea es inalcanzable para muchos bolsillos, Rock al Parque se convierte entonces en la oportunidad perfecta para que la comunidad del Metal pueda asistir a sus conciertos. Es gratis y no es cualquier concierto, contrario a las bandas que nos visitan de rock que son generalmente viejas glorias o bandas emergentes, o sencillamente ya no traen rock sino que han echado en un costal todo lo que conocemos como pop y lo han subido a los escenarios. Por eso es muy posible que se siga repitiendo el mismo fenómeno año tras año. El Metal llena en masa y explota el parque hasta con cien mil personas y los otros días no tanto, tal vez después de las seis de la tarde cuando arrancan los invitados de más fama y que vienen de fuera.

Hay muchas cosas interesantes en el Metal. Por ejemplo sus medios son independientes y aunque el mercado es grande generalmente no usan los medios grandes de comunicación, no porque no se quiera obviamente sino porque no existe ni siquiera uno en Colombia que apoye fuertemente. La música se pasa de generación en generación y de mano en mano, así se dieron a conocer casi todos, incluso bandas como Metallica o Megadeth, en los 80´s se hacían famosas por la copia de casetes entre quienes gustaban de la música. Y no solo los ritmos más pesados como el Death o Black, también los más suaves como el Heavy Metal o el Glam. Hay que darle buen crédito a las páginas web y estaciones online que lo suenan todo el día o a You Tube y los servicios de streaming  que colocan cualquier sonido al alcance de la mano, el Metal fue el primer beneficiado de lo que hoy se conoce cómo “piratería”, en aquellas décadas a uno le regalaban el casete grabado y si era del gusto de uno, se compraba el original para la colección, tener una colección de discos originales era un tesoro.

El Metal como género no ha cambiado mucho a lo largo de los años, de pronto movimientos como el Industrial que acá nos ha dado grandes bandas como Koyi o Info innovan y hacen las cosas un poco diferentes, pero en general se mantiene como en sus inicios. Bajo, guitarra, batería y los diferentes estilos de canto, sea melódico, gutural, etc. Eso sí, musicalmente es uno de los géneros más difíciles de tocar e interpretar no solo en el rock sino en la música en general, pero esa falta de cambio no quiere decir que está estáncada, al contrario ¿por qué cambiar lo que funciona tan bien? El Metal es extremadamente rico en sonidos y formas que no necesita una parafernalia colorida y folclórica para ser excelente. Sub géneros como el Speed Metal, Power metal o el Metal Sinfónico demandan habilidades excepcionales de quienes lo ejecutan, no cualquiera puede tocar esos géneros, aunque hay otros que son muy fáciles hablando de ejecución. En Colombia tenemos incluso solistas en la guitarra que son magistrales como Tom Abella o Jorge Burbano entre muchísimos más que han alcanzado niveles increíbles.

La falta de espacios para el Metal, además de llenar siempre Rock al Parque (Esta es la principal razón) ha logrado que muchos colectivos se unan y se inventen festivales que son los que año tras año dan participación a la escena local. Cómo la policía, el distrito y sobre todo la gente le tiene pavor al movimiento porque antes era un desorden y han sucedido algunos casos de peleas y otras cosas, entonces ha tocado que todos estos festivales se disfracen o tomen causas humanitarias para que la sociedad los acepte un poco. Entonces se recogen juguetes por los niños, alimentos por el hambre, etc. Cualquier causa humanitaria es buena para hacer un festival o un concierto de Metal, no es que lo hagan hipócritamente, al contrario, hay causas muy impresionantes como la de donar el pelo a cambio de entradas y con el cabello donado hacen pelucas para los niños con cáncer, eso no lo hace ningún otro movimiento. Y otra cosa que ha hecho crecer aún más la escena es que hay miles de bandas de Metal tanto en Colombia como en el mundo, de categoría y baratas. Es por eso que hay muchos promotores de conciertos que organizan toques de bandas conocidas de todas las décadas que son relativamente buenos negocios y que no compiten con las grandes casas de conciertos como Ocesa o Move, por lo tanto siempre hay en Bogotá una variedad de conciertos internacionales de Metal con bandas como Manowar, Exodus entre muchas otras.

El público metalero es muy fiel y todo lo que gana lo invierte en su pasión, así sea poco. Camisetas, discos, afiches, el look, hay tiendas especializadas y es tal vez el único movimiento dentro del rock en Colombia que podemos decir tiene una “pequeña” industria alrededor de él. El punk también se mueve duro pero no mueve dinero por su misma esencia.

En Bogotá hoy deben existir entre 500 y 1.000 bandas de Metal, tenemos en nuestras bases de datos aproximadamente 700 nombres pero muchos acaban pronto o  mutan, es un movimiento constante y cambiante, de hecho para rock al parque se usa la técnica de “mismos músicos diferente nombre” por eso es difícil llevar un control, pero hay bandas que han tocado incluso por 30 años en el país y de ahí para abajo.

Lamentablemente, Rock al Parque es una fachada que hace más daño al movimiento que bien, porque primero acostumbró a los metaleros a show internacionales gratis y eso ha hecho que las bandas locales solo se presenten en festivales gratuitos organizados por las mesas distritales y en concurso u otras oportunidades porque una banda que llena en Rock al Parque difícilmente llena un bar a cinco mil pesos, es la realidad. Por otro lado ha sido bueno es para la reactivación de bandas más antiguas y conocidas como Darkness, Neurosis, Kilcrops entre otras. Además, el festival Rock al Parque ha favorecido a ciertas bandas de Metal que han estado presenten en ocho, nueve y hasta diez ediciones (Merecido en muchos casos) lo cual le quita espacio a otras que podrían mostrarse.

En resumen, Bogotá es una ciudad que resucita el rock gratis en esos tres días y agoniza en los otros 362 pero el metal se sigue moviendo de manera underground durante el año, una pequeña camada de gente se apropia y comienza a mover el engranaje, un pequeño cluster económico pero enorme en público que siempre está ahí vigente. Algunos van a uno que otro toque durante el año o a los festivales pero todos confluyen el sábado en Rock al Parque para ver a las bandas internacionales. 

Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.