Header Ads

important

EL DULCE SONIDO DE LA PRÁCTICA: MONSTER DEL ROCK BATALLA 6 POR BOGOTÁ


Terminaron las batallas por Bogotá y ya solo nos quedan las semifinales y conocer el finalista de la Sabana de Bogotá para pasar a la etapa de las semifinales. La batalla en Bbar fue un desfile de sonidos rockeros y frescos, algunos innovadores. Pero quisiera comenzar este escrito con la parte fea, con lo que sucedió que nos aguó la noche y fue la pérdida de un instrumento y otras cosas como que nos entregaron un billete falso a la entrada. Colombia demostró hoy en las urnas que es un país polarizado y lleno de odio, precisamente porque acá no se puede vivir, porque existen personas que matan por unos zapatos o un celular o personas que entran de manera fraudulenta a un sitio de espectáculos y esparcimiento y se llevan la guitarra de una participante del Monster del Rock. Ok, hablemos claro… Bbar está lleno de Cámaras y es seguro que vamos a saber quién fue y lo vamos a boletear y a perseguir tanto que le va a tocar esconderse en Ginebra para poder respirar tranquilo, nosotros en Subterránica no solo rechazamos este tipo de violencia contra los músicos sino que no buscamos los métodos convencionales para reparar esos daños. Tengan por seguro que apenas revisemos las cámaras sabremos quien fue.


Pero dejando a un lado este triste episodio el resto de la noche fue buena, llena de rock, de distorsión y de propuestas que salían de lo convencional o que se mantenían en el estándar de lo clásico. Comenzando por Kimera, una banda compuesta en su totalidad por mujeres intérpretes de una calidad importante para el género, su vocalista marc aun contraste con el resto de la banda que parece mantenerse más en la jerarquía del rock puro mientras ella transita por una postura más pop lo cual lo hace supremamente interesante, es difícil catalogar a la banda en un sub género y la calidad interpretativa de los instrumentos cuestionan su juventud, se nota que están tomando en serio esto del rock y que es una banda ambiciosa.


Aneuryzma es una banda que hemos visto evolucionar a través del tiempo, han estado presentes en nuestros eventos y de lo que más nos gusta es el manejo de la voz, ya hemos hablado muchas veces sobre la escases de vocalistas de calidad en el país y es importante y gratificante cuando una voz única y con estilo aparece, sobre todo cuando cuida también la afinación y no se aparta mucho de la banda por culpa de la emoción. Por otro lado su música se ubica en el rock clásico y sus formas tradicionales, tienen canciones fáciles de escuchar que pueden gustar en la primera vez. 

Beer Blues nos regresó el género que tanto amamos, es muy difícil saber cuándo está bien hecho o no el blues, yo me baso personalmente en lo que la música transmite, la banda uso siempre las formas melódicas y los riffs clásicos de doce y seis barras y esos son los que funcionan, sin embargo la Harmónica había momentos en los que se salía del tono pero igual ese pedazo de instrumento es muy poderoso. Hay un movimiento creciente de Blues en el país y se están realizando varios festivales y encuentros, hay nombres ya sobresalientes en el género que nos están representando en el exterior de maneras enormes como Vulgarxito o Carlos Elliot Jr y en esta edición del Monster tenemos cuatro bandas que lo han hecho muy bien, hay que recordar que los dos primeros años las bandas ganadoras fueron de este género. Beer Blues tiene fuerza para colocar la noche a bailar, me hubiera gustado verlos un poco más de tiempo en escena.


Artur (con el simbolito en la U) es una de las propuestas que más me gustaron, ojo, hablo por mí no por el jurado. Cuando yo veo personajes que tienen vida en el rock y que se la agarran suave y a disfrutar es cuando me puedo relajar y conectarme con la banda, su punto fuerte es que son sencillos en la interpretación y podríamos jugar a lo de “menos es más”, su punto débil es que su front man debe comprometerse un poco más en conectar con el público, porque al tocar y cantar se siente un poco ajeno, la percepción, no se si me equivoco, es que piensa demasiadas cosas cuando está actuando, eso obviamente no es malo, a veces el público también requiere un poco de show. La banda es buena, suenan de una manera compacta y tienen  muy buenas frases de guitarra y bajo en las canciones.


Desde el primer acorde que tocó La Sociedad de la sombrilla se notó el cambio en el sonido, es una banda que tiene clara su meta y esta es dejar una recordación, habíamos escuchado de ellos pero nunca los habíamos visto en vivo y emociona mucho su juventud porque este tipo de sonido generalmente no se alcanza a tan temprana edad, pero eso es lo maravilloso de vivir en la época en que vivimos, que Internet y las nuevas tecnologías le han abierto a los juiciosos posibilidades infinitas, la banda se para con propiedad en la tarima y la transforma en suya, se divierten y las canciones son buenas, entran fácil, gran aporte a la banda de su front man tanto en su acertada manera de cantar como en la estética de su imagen. 


Y para terminar el sonido como camión de Ink Offering, una banda que nos rockeó, nos llenó de energía, es un proyecto de eses a los que hay que sacarles  más jugo, creo firmemente que con una puesta en escena un poco más cuidada esta banda nos va a dar mucho de qué hablar en próximos meses y en realidad espero que sea así porque es muy triste ver como grandes proyectos se van diluyendo en Colombia por falta de oportunidades y por falta de espacios de expresión y circulación. La voz a veces se escuchaba un poco saturada pero era por la misma fuerza con la que se quería proyectar, es un proyecto con furia y con fuerza del cual queremos ver mucho más.

Aparte del lunar de la noche que fue el robo de la guitarra y otros pequeños detalles, todo el concurso en todas sus batallas estuvo excelente, ya tenemos entonces los semifinalistas que harán parte de las dos batallas para seleccionar quienes van a SOFA para competir por ser El Monster del Rock Colombia. La Sociedad de La Sombrilla y Kimera nos acompañan en esta ocasión. Por lo pronto quiero agradecer de corazón a Bbar que es un escenario duro, un escenario para el rock, que nos recuerda el inicio de toda historia, a las bandas que pasaron por el Monster nada más que admiración y gracias e invitarlos a que hagan parte de los procesos independientes por el rock y que luchen en contra de los que tratan de dividirnos y hacernos a un lado. Estamos pasando por un momento bellísimo en riqueza de producción en el género y debemos aprovecharlo. Los invito a que conozcan nuestro proyecto en USA www.subterranicausa.com porque estaremos haciendo encuentros y alianzas para que podamos ir a tocar allá. Un abrazo a todos.

Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.