Header Ads

monster banner

UN BLUES FRÍO Y BOGOTANO PARA NOCHES SOLITARIAS


En la ciudad se oyen lobos aullar, pues Carlos Reyes con una larga trayectoria artística en el rock y el blues, despierta a una jauría sonora que se cría gracias a su paso por diferentes proyectos musicales como: Agony, la fundación de Black Cat Bone y su posterior ruta como bluesman solista o acompañado por La Killer Band, los cuales han aportado a su proceso creativo, destacándose con un sonido propio dentro del blues.



En el primer sencillo de su nuevo álbum, Carlos Reyes cruza la frontera de un lado a otro, buscando desesperadamente a los suyos y mientras canta “Soy un lobo de noche, soy un lobo perdido”, el slide guitar contrasta con las cuerdas de nylon y las melodías que brotan de la armónica, evocando otros tiempos y otras vidas. 


Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.