Header Ads

important

ARRANCÓ EL MONSTER DEL ROCK CON SONIDOS DIVERSOS DE SANTANDER

Polaroid
Comenzar a escribir estas pequeñas crónicas año tras año no es una tarea que se disfrute al principio porque es difícil. Es difícil tener que escoger una sola banda cuando todas han sido buenas en la batalla, y no siempre es así, hay batallas en las que algunas presentaciones no son notorias y es mucho más fácil escoger un ganador, pero en este caso no sucedió.

Nos llevamos una sorpresa muy agradable en la batalla que dio inicio al Monster del Rock Subterránica 2017 en su noveno año consecutivo al encontrar que existe un movimiento nuevo y fuerte en Bucaramanga, bandas de rock, punk, metal y otros géneros están moviéndose activamente. En la semana que estuvimos en la ciudad, se realizaron varios conciertos de los cuales tenemos que destacar el que organizó Tres y Yo para recaudar fondos para su tour por Argentina. Más de 250 personas abarrotaron Bonobo Bar, todas pagando su entrada y coreando las canciones. Dos días después se realizaría un festival autogestionado con varias bandas de Punk y también conciertos de bandas como Muyhica, finalistas del Monster el año anterior y otros. Muy buenas noticias para una ciudad que tradicionalmente ha sido esquiva al género, el vallenato siempre ha reinado en Santander y ver que está de regreso un movimiento grande y fuerte es un alivio para el rock nacional.
La batalla de El Monster se llevó a cabo en Opus Hall, un espacio alternativo que es gestionado por un colectivo de gestores a los cuales queremos agradecer su hospitalidad y su buena onda, el lugar tiene potencial para seguir desarrollando actividades culturales en Bucaramanga y la verdad nos hicieron sentir como en casa.

RIP
La banda que inició la velada fue DELAF, una agrupación compuesta por muchachos que estudian la música y que tienen muchas cosas a su favor. Siempre que hay chicas en las bandas es un gran plus porque las dinámicas son diferentes, DELAF transmite una sensación de frescura y confianza en el escenario, llevan haciéndolo por mucho tiempo y tienen definido un estilo que transita entre el rock y el pop, la voz es dulce y es de destacar la calidad de la interpretación vocal, su afinación, en un país en donde fallamos mucho en este aspecto. De resto, DELAF es una banda que cumple los requisitos de una industria y me parece que es ahí en donde deberían encontrar su nicho, están a la altura de bandas que han sonado en otras latitudes y que podrían por su juventud llegar a ser el relevo de estas. 

Delaf
La segunda agrupación en el escenario de Opus 27 fue La Jodencia, un poderoso ensamble de Ska. Y acá quiero hacer varias observaciones, esta banda rescata el género en su estado más puro, ese Ska blanco y negro que viene de las clases obreras y que no exige ni requiere de nada más que lo establecido. Hace mucho tiempo no veíamos en escena una banda con esta premisa, no porque no existan, claro que si hay bastantes, pero hoy en día en Colombia con el afán de tropicalizar y colombianizar los sonidos, encontrar una banda que se mueva dentro de lo clásico es difícil y es acá donde viene el merito, porque cuando haces fusiones o experimentos todo es válido, cualquier excusa sirve para el sonido, pero en este caso no, cuando se toca Ska puro como cualquier otro sub genero del rock se deben seguir lineamientos que la Jodencia cumplió a cabalidad: Una voz afinada con un tono particular, el ensamble de los vientos estaba muy bien armado, el esquema de “banda de Ska” y los instrumentos requeridos, la imagen que se manejó con los uniformes, el apoyo de las segundas voces, todo esto lo convierten en una propuesta sencilla pero muy efectiva.

Gracias Opus Hall
Polaroid fue la tercera banda en escena y es de esas bandas que en Subterránica nos gustan mucho. Una propuesta melódica gran trabajo de la guitarra que sin usar recursos virtuosos se acomoda muy bien en las canciones, una banda introspectiva que experimenta la subjetividad, eso se nota. Tal vez antes del espectáculo les interesa más la música y su presentación se convierte en un viaje. Por eso precisamente es muy importante colocar atención al micrófono en su presentación, cuando las bandas tienen un mensaje que dar, deben estar seguros que ese mensaje llega a los oídos de la audiencia y en la batalla del Monster no sucedió, de hecho, el micrófono estuvo muy bajo en todas las bandas, a veces se puede decir que la culpa es del ingeniero de sonido, pero cuando el ingeniero no conoce a la banda se puede pedir el favor a alguien del público que sirva de monitor. Dejando eso aparte Polaroid es del rock que nos gusta, ese rock inteligente que se hace para transportar sentimientos y que también sirve para pasar un buen momento.

La Jodencia
Y la última banda de la noche nos rockeó duro, RIP banda es un grupo de amigos que se divierten en el escenario, que transmiten una energía muy fuerte y que se nota que hacen lo que hacen porque les gusta. Hace unos pocos años se ha creado un movimiento en las principales ciudades en donde el Heavy metal, el Hair Metal y el Sleaze han retomado un protagonismo importante, eso no se veía desde los ochenta. RIP explora estas corrientes y tienen una estética definida, se resume a algo así como ver a The Ramones del Heavy. Sonido clásico sin pretensiones y muy divertido, es una banda para rockear y bailar, para escuchar las letras y que gana en su front man una considerable notoriedad porque su voz es perfecta para el género, es una voz única y que funciona muy bien.

Todos cometieron errores, pero este año queremos enfocarnos en la fuerza de los buenos, en lo rescatable. Eso sí, algo que sigue siendo un karma es el montaje, las bandas toman mucho tiempo para prepararse, pero eso se puede trabajar.

El momento horrible de escoger una sola banda que nos acompañará en SOFA en Bogotá llega, pero no sin antes felicitar de corazón a todos y agradecerles la gran noche que nos hicieron pasar, recuerden que estos conciertos se hacen únicamente gracias a la gestión de todos ustedes. Aunque son un ejército y entre más son más difíciles de mover, vale la pena que La Jodencia venga a Bogotá para colocar en escena la forma clásica del Ska y se mida con los finalistas de El Monster del Rock 2017.

Las batallas continúan ahora en Bogotá a partir del primer fin de semana de agosto en donde nos esperan más de doce conciertos y decenas de nuevos sonidos.
Viva el rock nacional.

Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.