Header Ads

EL DILEMA CON LAS BANDAS DE ROCK QUE TOCAN COVERS, LA DIFERENCIA ENTRE COPIAR Y VERSIONAR.


Me gustaría abordar este escrito de una manera académica aun sabiendo que en Colombia la mayoría de grupos de rock que se dedican a tocar covers lo hacen motivados únicamente por el incentivo económico a ganar, dada la incapacidad de la industria musical colombiana de brindarle a un artista de música original una forma de vida decente. El problema, es que muchos músicos han abandonado la idea de que una banda de covers puede ser una alternativa de ingreso mientras se consolida lo propio para convertirla en su actividad principal, convirtiéndose en un interprete por decisión propia y olvidando el acto creativo de componer y el acto subversivo de intentar colocar su propio mensaje en las mentes de su público.

Una visión que nos acerca a la forma en que una banda aborda el tema de los covers se nos presenta en el trabajo “Los límites de la cultura: crítica de las teorías de la identidad” de Alejandro Grimson, donde describe como los covers pueden ayudar a forjar el camino de una banda, pero hay otras que se niegan desde sus inicios:

Hay que recordar que en los primeros discos de los Beatles y los Rolling Stones, a quienes los grupos beat admiraban, se hicieron varios covers de otros artistas, y luego, principalmente, canciones de su autoría. Los Vidrios Quebrados son un buen ejemplo para entender el aspecto arte versus comercio perteneciente al valor de la autenticidad. Después de su primera tocata en la Universidad Católica, les ofrecieron hacer un disco “a lo Beatles chilenos” y cambiar su look. Pero ellos contestaron con un rotundo no, sin ceder ante los imperativos comerciales (Leonard y Strachan 2003) y grabaron solamente con temas propios: el single “Friend” editado por Odeon y su único LP, Fictions, publicado por el sello independiente UES.[1]

En el mismo escrito se refiere al fracaso comercial cuando algunas bandas latinas que tocaban covers comenzaban a hacer música original pero no lograban lograr su independencia económica:

Los Beat 4, por su lado, también comenzarían a hacer canciones propias en los discos Juegos Prohibidos y Había una vez, al igual que Los Mac’s en su disco Kaleidoscope Men. En una entrevista concedida a la revista Ritmo, decían que se habían alejado de la moda denominándolo un suicidio artístico: “pero creemos que alguien debía comenzar por tratar de encauzar el gusto del público” (“Los Mac’s y su posición ante la música de moda”, 1967). Este dicho denota una superioridad del rock como alta cultura a diferencia del pop de la Nueva Ola y la balada romántica, y se infiere que escuchar a Los Mac’s es oír música verdadera. Sin embargo, aquel disco fue un fracaso comercial y tuvieron que volver a grabar covers de otros artistas como en sus comienzos. Sin embargo, pasaron a la historia por haber hecho ese giro en su carrera.


Esta demás a estas alturas explicar que una banda de rock es como cualquier profesión un activo y que ese activo está destinado a generar ingresos, sin embargo en países como Colombia esta visión se ha visto truncada por múltiples factores como son la sublimación de lo local, que se ha dedicado a destruir la identidad del rock para convertirla en una mezcolanza de viejos ritmos modernizados a los que han llamado “nuevas músicas colombianas” confundiendo a las audiencias, a la falta de una industria sólida de la música en el género rock en donde el público se ha acostumbrado a la gratuidad gracias a los festivales masivos organizados por el estado y a la completa falta de difusión de las piezas de rock por parte de los medios de comunicación. Por lo tanto, el rock que perdura es aquel que se conoce, el que se escuchaba desde hace década, que ha pasado como “legendario” a través de las generaciones y que se ha convertido en material de culto. Debido a este fenómeno que se da en Colombia se puede ver por ejemplo que cada concierto de una banda internacional agota todas las entradas a precios astronómicos, pero a muy poca gente le gusta ir a uno de los pocos bares que aun tienen tarimas de rock a escuchar música nueva o ver nuevos actos.

Tenemos que reconocer que los covers son ya una categoría dentro de la música rock y de la música popular en general, así como también podemos considerar a las versiones una categoría, las personas tienden a confundir estos dos términos, pero no es lo mismo un cover que una versión, de hecho, distan bastante en su proceso, en su meta y su significado. Vamos a definir los términos y entender la diferencia entre un cover y una versión en donde el primero es la mera imitación de un producto, banda o pieza musical y la segunda es un acto creativo tan válido como la composición en sí ya que se requieren elementos estéticos nuevos y procesos de creación.


¿Como nacen los covers? Podemos encontrar una historia en la Revista Luthor de Argentina:

Literalmente, la palabra inglesa cover significa, como sustantivo, “cubierta”, “portada” o “tapa”, y, como verbo (to cover), “cubrir” o “tapar”. En el siglo XX se ha utilizado el término cover version (luego también sólo cover) para denominar una versión de una canción grabada anteriormente por otro músico. El origen tiene que ver con que, cuando una compañía discográfica publicaba una canción que se volvía muy exitosa, la discográfica competidora publicaba la misma canción grabada por otro músico para “tapar” (cover) el hit anterior. Una de las justificaciones de esto es que, habitualmente, la gente que iba a comprar un disco preguntaba por la canción, no por el músico. [2]

Se sabe también que las compañías discográficas enviaban la canción a otras bandas de su catalogo que estaban en lugares distantes a donde el artista principal podía interpretarlas y esto permitía que la canción se expandiera más rápido en el mercado, en los tiempos en que Internet no existía, de hecho solo existía el telegrama como medio de comunicación veloz, llevar una gira entre New York y Los Ángeles no era nada fácil, así que se recurría a otros artistas, lo importante en aquel entonces era la canción, la pieza creativa y no la persona, la figura de “rockstar” aun no se consolidaba. Este método fue el preferido en Latinoamérica y muchos países del mundo cuando las bandas comenzaban a tocar, lo que hacían era covers de canciones traducidos al español muchos de los cuales lograron puestos de prestigio en las radios locales.

Un cover según el escrito Lo original es la versión: covers, versiones y originales en la música popular urbana de Rubén López se enmarca en la imitación:

El primer caso suele llamarse “réplica, imitación”, “copia”, “reduplicación”, “ejecución” rendition o “cover” y se define por el intento de reproducir una canción lo más parecida a la grabación de referencia. Es común en las cover bands o bandas tributo que cantan y visten como los músicos a los que rinden homenaje y emulan. En sus actuaciones pretenden reproducir el timbre, fraseo y sonido general de las grabaciones de referencia. También se aplica cuando en una presentación en vivo, una banda pretende recrear un tema propio tal y como suena en su disco. Ello es objeto de juicio estético: los fans suelen quejarse cuando no lo logran. También es común en las bandas de fiestas, bodas o verbenas populares que pretenden replicar algún rasgo característico del sonido de la versión referencia como por ejemplo la reverberación y diseño de los solos de guitarra de “Another brick in the wall” de Pink Floyd. Este tipo de versión fue común también en las falsificaciones que proliferaron hasta el auge de la piratería. En tiendas no especializadas como supermercados o gasolineras, se ofertaban vinilos, casetes o cds con los éxitos del momento interpretados presuntamente por los cantantes originales. Sin embargo, se trataba de imitaciones que pretendían parecerse al sonido original. Algunos autores relacionan este tipo de versión con la noción de interpretación de la tradición de la música clásica de arte occidental.[3]


Mientras que en una versión ya aparecen otros componentes:

Una versión es una actualización en forma de nueva grabación o performance de una canción o tema instrumental que ya ha sido interpretado y/o grabado con anterioridad. La versión es un acto creativo del arreglista o compositor, un fenómeno social o comercial, pero, sobre todo, en los años recientes, es una experiencia de escucha. Es la instauración, por parte del oyente, de una relación entre una canción considerada como punto de origen o referencia y otra entendida como su actualización. El reconocimiento de una canción o tema como versión de otra, en general, supone: 1) que existe por lo menos una grabación o performance anterior conocida y reconocida socialmente; 2) que la canción se asocia estrechamente con el cantante o banda de esa versión anterior y con su respectiva escena musical; 3) que se construye sobre el tema un particular sentido de pertenencia a ese cantante, banda y/o escena y 4) que la nueva versión introduce una transformación, de la intensidad que sea, en el espectro de significación de la canción.

Como ejemplo de lo que es una versión podemos tomar la canción Bohemian Rapshody de la banda QUEEN la cual fue versionada de manera creativa por los mexicanos MOLOTOV




Por lo tanto, es importante reconocer la diferencia entre realizar una versión, lo cual es un acto creativo de donde se obtiene un producto original a partir de una pieza preexistente, a realizar un cover en donde se limita a la imitación y la interpretación lo más parecido posible a su original.

Un ejemplo de una banda de covers sería la chilena Ghouls que hace un performance casi idéntico al de la banda Sueca Ghost:


O la banda Led Zepp Again que incluso ha logrado hacerse un nombre y llenar grandes arenas tocando covers de Led Zeppelin, esto es lo que se puede llamar una banda tributo.


Las bandas tributo se reconocen por tocar covers de un solo artista y perfeccionar su performance basado en este artista. Una banda tributo monta el mismo espectáculo, se viste igual, busca un cantante con un timbre de voz parecido al del artista original y su finalidad es brindar al público la más cercana experiencia posible a estar viendo la banda original. Hace unos años cuando le pregunté a un miembro de una banda tributo a Mago de Oz por qué lo hacían en lugar de crear sus propias canciones la respuesta fue – Todos tocamos y nos gusta, pero ninguno componemos, aun no tenemos material original- Una respuesta sincera y válida.

El problema que se ve con las bandas tributo en Colombia es que se han convertido en una opción para que los músicos que gustan del rock puedan generar un ingreso, muchos músicos viven pensando en cuál será el próximo tributo para que una fiesta o un bar los contrate. Los bares en Colombia no pagan a las bandas originales pero es diferente con las bandas tributo, esto se debe obviamente a que los tributos atraen público, ese público que al no conocer nada más debido a los problemas descritos al principio del escrito, se aferra al recuerdo de las canciones clásicas y a revivir en vivo lo que fue la gloria de aquel rock, dentro de los géneros populares tenemos fenómenos comerciales exitosos como el del programa “Yo me llamo” que se dedica a buscar imitadores. En todos los casos son bandas de covers. El imitador se apersona del personaje y lo actúa.


No está mal que un músico se dedique a hacer covers, lo que está mal es que lo haga en contra de su propia voluntad, por considerarlo la manera de comer. Lo que está mal es que el ecosistema del rock no se desarrolle en un caldo de cultivo para nuevas bandas o para música original y no deje más espacio a los músicos de rock que el de formar bandas tributo, que como decíamos son las únicas que contratan los restaurantes. Hoy en día, grandes escenarios de la ciudad de Bogotá como El Hard Rock café, Ozzy Bar o La Hamburguesería contratan casi exclusivamente bandas tributo para asegurar la venta de licor. ¿Es cierto que la música es un negocio, pero como podemos esquiar si no hay nieve?



[1] Introducción. Dialéctica del culturalismo. Conocimiento, política, alteridad. Las culturas son más híbridas que las identificaciones. Metáforas teóricas más allá de esencialismo versus instrumentalismo. Configuraciones culturales. La interpretación de las imbricaciones culturales.
[2] Revistaluthor.com.ar. (2018). Revista LUTHOR. [online] Available at: http://revistaluthor.com.ar/spip.php?article14 [Accessed 11 Jan. 2018].
[3] (LÓPEZ CANO. Rubén. Música e intertextualitad. Pauta, n. 104, 2007, p. 36. Versión on-line www.lopezcano.net).

Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.