Header Ads

¿ESTOY ROBANDO SI TENGO UNA BANDA TRIBUTO O UNA BANDA DE COVERS?



Este es de esos artículos que no les gusta leer a los músicos, sobre todo cuando son ellos los que deben responder por dinero. Se calcula que la producción de bandas tributo o de covers ha subido en un 30% en los últimos años, es una oferta atractiva para el público ante la falta de buenas producciones nuevas y del decaimiento del rock como género en la industria. Los músicos, motivados por ganar dinero arman bandas tributo o de covers y en Colombia esta práctica se volvió común.

Un cover es en esencia una obra derivada de una obra original, por lo tanto, debe pagar derechos de autor, esto quiere decir que bajo la orden de la ejecución pública por terceros el autor de dicha canción debe recibir un pago, si el caso es que la banda esté cobrando la entrada o el promotor esté recibiendo lucro por la presentación de la banda de covers o el tributo, en este caso el responsable de hacer ese pago es el promotor o el local que contrata.

En teoría, para esto es que sirve Sayco, pero en la práctica, Sayco no sirve para nada.

Obviamente es muy difícil controlar estas prácticas, es un ejercicio de honestidad que deben realizar promotores y músicos, al fin y al cabo un tributo o banda de covers es la utilización de propiedad ajena para hacer negocio, no existe en el país un sistema de control ante esta situación y por eso entidades de recaudo de derechos de autor como la anteriormente nombrada Sayco puede tergiversar los fondos recaudados de maneras muy fáciles, ya que no todos los autores están adscritos a ella, hasta el momento no ha podido ejercerse un control ante la corrupción, los locales y bandas no llenan planillas y no tienen un sistema público de consulta de piezas musicales.

Ahora, existe otro escenario diferente, si la banda tributo está usando la imagen del artista, entonces entra en juego el uso de derechos de la imagen y esto debe hacerse directamente con el artista, es decir, si usted se viste como ellos, su puesta en escena es emulando la de ellos y usa sus fotos en los afiches o promociones entonces el músico debe pagar derechos de uso de imagen.

En el mundo a las bandas grandes (a la mayoría) les gusta que les hagan tributos, al fin y al cabo, es publicidad gratis para cuando llegue “el show real”, pero no se puede descartar una demanda por uso indebido de propiedad intelectual o de imagen. Son terrenos que en nuestros países no han sido explorados ni regulados.

Diferente es el caso si usted quiere hacer un cover y colocarlo a la venta por ejemplo en ITunes o Spotify. En estos casos, las plataformas ya no exigen la adquisición de una licencia mecánica, sino que los mismos se encargan de deducir de las ganancias del artista que hace el cover el porcentaje para el autor, sin embargo, otras plataformas como You Tube no funcionan de esa manera y puede que bajen su video, no lo permitan monetizar o las ganancias vayan directamente al autor si hay una reclamación de derechos.

Por lo tanto, si usted es un músico que hace tributos o covers, recuerde que otra persona trabajo componiendo esas piezas y es su trabajo y si usted no está pagando nada por su comunicación púbica, pero si exige un pago, no es lo más ético que digamos.

Hay bandas en el mundo que han comenzado tocando covers para ganar un público y poco a poco van desarrollando su propia música, tal es el caso de Franz Ferdinand o de los recientes Greta Van Fleet que comenzaron su carrera con un tributo a Led Zeppelin y ahora son una de as promesas del rock mundial.

Y existen otros artistas que han logrado reconocimiento y sustentabilidad haciendo versiones de canciones famosas como Metalachi, que versionan canciones de Metal con un ensamble de Mariachis, Steve n Seagulls quienes versionan éxitos de rock en un estilo campirano o los colombianos Los Rolling Ruanas que versionan éxitos del rock en ritmo de carranga.

En resumen, para que las bandas tributos cumplan con todos lo requisitos de ley según la ley de derechos de autor, el promotor debería llenar un formato con el repertorio para poder pagar los respectivos derechos por ejecución pública. Y si la banda usa la puesta en escena original debería solicitar una licencia a sus creadores. Son solo algunas de las implementaciones que se han hecho desde que el negocio cambió. 


Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.