Header Ads

UNA NOCHE DE POWER: BATALLA 14 DE EL MONSTER DEL ROCK 2018

Artur
Este pasado 20 de Julio, día en el que se celebraba la independencia de Colombia, varios rockeros de la capital se reunieron en Bbar para disfrutar de la música de seis bandas nacionales, a pesar del frío y del festivo el lugar se llenó de músicos y algunos fans para escoger la banda que pasa a las semifinales de la décima edición de la batalla de las banas más grande de Colombia.

Para abrir la noche, la banda Artur se tomó la tarima y puso de entrada el sonido al tope, mostrando una descarga de buenas frases de guitarra y de interpretes que sin duda han recorrido bastante camino en la escena, los tres componentes de la agrupación tocaron con maestría sus instrumentos, destacando la fuerza y el sonido de su baterísta. Músicos preparados que tienen en su mente una meta trazada en su sonido. es difícil cantar y tocar al mismo tiempo cuando se trata de riff elaborados, esto lo hemos visto en varias bandas del concurso y en ese punto hay que poner atención, pero es algo en lo que se está trabajando, Artur es sin duda uno de los ensambles musicales más trabajados por estos días.


Gil de Gills
Gil de Gils sorprendió con una propuesta original, experimental y muy colombiana, pero no por eso deja de ser rock, al contrario, fue una clase maestra de lo que debe ser una fusión. el proyecto conformado únicamente por dos músicos: batería y guitarra, nos llevó por un viaje de ritmos autóctonos que sonaban duro, que sonaban a rabia, que tenían su jerarquía en la rebeldía y la distorsión del rock, riff melódicos, efectos bien usados, melodías que evocaban a los departamentos del país y en general música que agrega algo nuevo y aporta al crecimiento del rock como identidad nacional, diferenciada plenamente de lo que es una folclorización o un patrón rítmico definido. Agregando el carisma y el talento para ejecutar la batería y la guitarra de los dos integrantes.


Atrum Regnum
Atrum Regnum trajo una propuesta de metal melódico que nos recuerda bandas nacionales como Legends o Sanctuarium ya conocidas en el Monster del Rock y en Subterránica. Este es un género que siempre gusta al agregar componentes sinfónicos y voces líricas a sus ensambles, el violín creando ambientes medievales y la particular voz masculina que lograba un gutural muy agudo en los gritos. Buena banda, sus canciones son complejas y componen una historia. 


Pangea
Pangea sigue la linea de la gran escena metalera de la capital, es una banda que suena consistente y bien acoplada, las lineas del bajo son para resaltar, su estilo se basa en las formas clásicas del metal y esto es suficiente para los amantes del género, es una banda que arriesga a continuar con la alineación que se ha ido perdiendo poco a poco en estos tiempos, sin duda Pangea es la delicia de los más asiduos a los sonidos duros con ese toque vintage y la fuerza natural de una banda de este estilo.


Salima
Salima rompió los esquemas y nos mostró, también sin bajo (tres bandas en la batalla no usaron el instrumento) que el rock está vivo, una de las bandas más llamativas de la noche, una energía desbordante y el sonido de una guitarra que recuerda a bandas como The vines, cruda, ruidosa, seca, magnifica, no fue necesario más que los dos músicos para mostrar porque el rock es rebelde, salvaje y es la voz de la pasión. Dos integrantes de Venezuela que están buscando gritar en esta tierra que también está jodida, dos músicos que encarnan lo que debe ser el rock, mucho más que música.


Los Últimos Romantikos
Y la noche acababa con la banda que nos visitó de Cali y que aprovecho la estadía para darse a conocer en Bogotá, el día anterior tocaron en Asilo ante un público caudaloso. Su sonido evoca a The Cure y the Police, sas bandas que trabajaban los arpegios de las guitarras sobre una linea contundente de bajo y algunas figuras pegajosas como solos. Lo que le daba su toque único es la voz que proveía de un artista muy particular, algo enigmático, callado, que usa el escenario para tener su catarsis, es una banda conformada por personas que se ve aman la música y lo que hacen, y es una banda que transmite una energía particular, a pesar de la claridad de su música hay oscuridad en ella. 

La segunda cita de El Monster del Rock nos abre los ojos a lo que veremos y escucharemos este año, un caleidoscopio de sonidos que no tiene límite, con más de setenta bandas en competencia, hay un largo camino por recorrer y esperamos que todo sea igual de intenso que esta batalla. Al final las votaciones de los jurados y el público dieron como ganador y semifinalista a Gil de Gils que nos acompañará en el último trayecto del concurso cuya final será en El Salón del Ocio y La Fantasía SOFA en Corferia en Bogotá. Próximas batallas en The Grange Bar el 3 y 4 de agosto. Los esperamos a todos.

@subterranica
Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.