Header Ads

LA UNIÓN DE LOS MÚSICOS: BATALLAS 5 Y 6 DEL MONSTER DEL ROCK COLOMBIA 2018


Se dieron las dos batallas que marcan la mitad del camino en El Monster del Rock Colombia 2018, The Grange y Bbar fueron los escenarios. Como ha sido una constante el rock se ha hecho presente y con talento y aunque siempre es difícil escoger una sola banda, ya tenemos quienes pasan a las semifinales después de mucha discusión.

La batalla en Bbar comenzó con HURÓN, basadas en el poder de su guitarra rítmica, con una imagen y un sonido fresco nos recordaron que aun hay músicos que escogen las formas clásicas del rock como expresión, pero ojo, modernizar algo o hacerlo sonar actual no significa rellenarlo de samplers o cambiar su identidad sino hacerlo como lo hizo Hurón, la banda presenta un catálogo de buenas letras, de música de fácil escucha y esa es la correcta forma de traer a estos tiempos lo simple, adaptándolo y transformándolo manteniendo el estatus de lo que se representa.

Blas D Lezo nos sorprendió a todos, sobre todo porque ya los habíamos visto varias veces en Subterránica, pero la banda ha tenido varios cambios y una transformación notable. La música es buena, su primer y ultimo tema sonaron enorme, muy bien ensamblados. Pero hubo algo que le da un plus a esta agrupación y fue su puesta en escena, poderosa, enganchadora, tal vez musicalmente hablando podemos decir que Capítulo Fin fue lo más completo de la noche como lo leerán más adelante, pero Blas de Lezo aprovecho el escenario y dio un espectáculo.


Niño Jaguar toca en forma de power trio que es un formato que nos gusta, la voz es destacable, y eso en este concurso lo hemos hablado mucho, no tenemos la capacidad vocal de otras razas por eso escuchar buenas voces siempre es una gratificación, su baterista es bueno, buena técnica pero es muy introspectivo en el escenario, claro que esto no es algo que influya en ninguna decisión, el trabajo de coros y que sea difícil de catalogar dentro de una corriente los hace una banda para colocarle especial atención.

Jack N Grass no recordó por que hacemos rock and roll, su puesta es escena es genial, ellos se lo toman en serio pero se divierten, son rockstars, lo saben y lo aplican, el performance está inspirado es las estéticas del glam y del hair rock de los ochenta, tienen conciencia social en sus letras, son esas band de rebeldes que les gusta lo que hacen. Y a nosotros nos hace falta de vez en cuando que nos recuerden que el rock no es corporativo, es rebelde, tiene furia, tiene fuerza. Buen proyecto.


Y retomemos a capítulo Fin, personalmente fue la banda que más me gustó, creo que musicalmente tienen todo para sonar en todas partes, su música es impecable, sus composiciones son trabajadas y sonaron muy bien, se entendía todo. Es una de esas bandas que si es constante próximamente serán de las banderas del rock nacional. Según el jurado, el plus de Blas D Lezo en el show, en el enganche con el público fue el factor decisivo para la decisión.

Aun recuperándonos asistimos a la batalla 6 en The Grange en donde nos esperaba una noche diferente.

Indolentes tomo mano del formato guitara y batería para ofrecer sus canciones, varias bandas están usando estos formatos sencillos que alimentan a veces con instrumentos o recursos electrónicos. Pero Indolentes es solo ellos, su forma de tocar, gusta, es interesante, abrir la noche no es fácil, el sonido no jugó una buena pasada y cuando son solo dos personas quienes integran el ensamble debe estar muy coordinado el bombo con los golpes rítmicos, ese fue el punto débil. De resto, tienen argumentos para sonar en cualquier escenario.


Mad Dogs, para mi lo mejor de la jornada, por varias razones, la primera, es una banda que ha sido constante en su trabajo, es una banda que se esmera por ofrecer un show además de la música, sus letras tienen contenido y se mantienen firmes en la estética del Heavy Metal. Quiero contar que su front man casi no podía hablar y a través de la noche no sé qué hizo, pero logró cantar el set completo. Esto demuestra que la música tiene poderes, eso no es natural, lo que Mad Dogs hizo en escena es arriesgado maravilloso al colocar la música incluso sobre la salud. 

Uneon es una banda muy joven, pero tienen algo que gustó mucho y es el ensamble de voces, muy bien trabajado, además el teclado le da un toque diferente a rock punk y lo convierte en algo alegre, es una banda divertida, es una banda que esta influenciada por los movimientos musicales como el neo punk, el post rock, entre otros, incluso su voz recuerda a Blink. Una promesa, hay que seguir por este mismo camino, tal vez aquellos que nos llaman puristas no se han dado cuenta que los defensores de otras purezas son ellos al querer que los músicos hoy en día no toquen rock en sus géneros, pero lo que nos ha demostrado el Monster este año es que los más jóvenes se están yendo por os caminos de los géneros clásicos como el punk, el ska, el hardcore y el rock clásico.


Gato Loko tiene algo que lo hace sobresalir y es ese sonido como un ladrillo, muy compenetrados, muy fuertes, claros, concretos, a decir lo que iban a decir, a sonar como debían sonar y la diferencia es que tal vez ellos entendieron que estaban en un concurso y no en un concierto, eso les dio la ventaja con una propuesta de rock sencillo y directo, con una voz clara que se escucho por todo el local.

Para terminar ese fin de semana tan recalcitrante llegó a escena la experiencia de los músicos que llevan mucho tiempo en esto y no tienen miedo ni afán ya de demostrar porque el arte es el camino. TTP (The Tsunami Proud) es una banda ecléctica y con diversos backgrounds, tanto en edades como en conceptos musicales. La incorporación de un instrumento como la flauta le d aun ambiente y atmosfera única, su música refleja el momento de la tranquilidad creativa en la que viven, es una banda compleja, con una filosofía establecida y clara, con un mensaje que trasciende el acto de tocar y que fue gratificante ver en vivo. Es una banda a la que podría asistir a un concierto completo, ver lo que tienen para decir, dan pausas para que cada uno tenga su momento, su intervención, es una propuesta muy difícil para un país como estos, pero que es de esas propuestas que siempre estarán ahí para los conocedores y los amantes de los sonidos progresivos, fusionados con el blues, con los riff de guitarra, no puedo decir otra cosa más sobre ellos sino que creo que es una banda que debería estar ya girando por varios festivales en varios lugares. Su rock no es de competencia, es de vida, es de momentos, y eso, no lo hay en Colombia. Muy pocos como Vulgarxito, Carlos Reyes, TBCB y TTP.


Los finalistas son, después de muchas discusiones Blas D Lezo y Gato Loko (Nos tocó en la segunda batalla recurrir al voto del público), pero hay que recordar una cosa a los participantes. Hay tres cupos para las semifinales que otorgan otros jueces, uno es Subterránica y los otros son los bares que albergan el Monster del Rock. Muy difícil elegir, pero es genial poder compartir con todos. Al final de la segunda batalla, una invitación colectiva para una foto con todos nos recuerda que la música no es una competencia, es la forma en que escogimos vivir.

Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.