Header Ads

Banner-Monster

CON LAS BOTAS PUESTAS: ASÍ FUE EL PRIMER DÍA DE ROCK AL PARQUE 25 AÑOS

Under Threat en Rock al Parque (Escenario Plaza)
Actualización (1/07/2019) La horda de negro se vio más temprano que de costumbre en todos los escenarios del Festival Rock al Parque que cumple 25 años y lo celebra con una edición que de lejos se siente más organizada y tranquila. Tranquila en su estructura, en su gente, si vemos el festival como una persona, podríamos decir que está más maduro, ha costado aprender, pero los resultados se ven. Organizar un festival como Rock al Parque no es fácil y la faceta musical muchas veces (o casi siempre) eclipsan el trabajo de cientos de personas que participan en él. Pero lo importante es la música, siempre lo será, por encima de todos, porque Rock al Parque es una política cultural al servicio de la música y específicamente al servicio del rock y sus corrientes.

Fue un buen arranque para la edición 25 años, se respira más aire de "festival", han tomado algunos elementos de festivales internacionales para darle el ambiente característico, por ejemplo el arreglo de la entrada, hay muchas más insignias, detalles que ayudan como la programación en banners ubicado en el centro de los tres escenarios, una aplicación bastante funcional. La policía y el personal de logística se ve mucho más relajado y el público sin que falten algunas discusiones sobretodo por querer acceder a areas restringidas se porta bien, este país ya está acostumbrado a los conciertos y a los festivales, en las primeras ediciones de Rock al Parque se podían ver las tribus urbanas separadas y con miradas de rivalidad que se descargaban generalmente en el Mosh Pit.

Como es tradición,  el primer día considerado como “el día del Metal” ofreció algunos de los sonidos más radicales del género, musicalmente las bandas se mantuvieron en lo clásico, poca experimentación y buenos ensambles, el Metal es un género que se mantiene firme a sus raíces y sonidos, guitarras distorsionadas, riff poderosos y voces con mucha fuerza como la de la banda bogotana Power Insane, que destaca por su profesionalismo a pesar de su juventud, Power Insane retoma el Heavy Metal en su estado más puro y lo lanza con furia hacia el público, fue grato comenzar nuestro trabajo con esta banda porque nos metió de cabeza en modo Rock al Parque de inmediato.

Escenario Bio Rock al Parque 2019
Hay tres escenarios ofreciendo música, el Bio una tarima que ya no se puede considerar "alternativa" porque se ha visto llena, muchas veces los actos halan más que los principales, el Lago, el más pequeño de los tres y en donde desfilan sonidos considerados sofisticados, algo diferentes y para un nicho más específico, y el Plaza, el principal, que se vio abarrotado a las seis de la tarde justo cuando la Finlandesa Tarja estaba haciendo un recorrido por su carrera musical y las luces de los escenarios comenzaban a cobrar vida, esto modela de maneras muy diferentes la sensación en cada banda, es muy interesante ver como algunas bandas llenan los escenarios cuando el sol está en su máxima expresión, las luces convocan un sentimiento de más poder. A Tarja le correspondió esa transición pero ella en realidad no lo necesitaba, la sencillez en su puesta en escena nos hace recordar que la grandeza se lleva en el tiempo y la experiencia, muchas veces nos venden un gran espectaculo pero poca música, esta mujer sabe imponerse con su figura, su voz y sus músicos, hay que mencionar la batería, una set muy sencillo, instalado como parte de la banda y no tan lejano pero que retumbaba como un cañón.

Actos destacados fueron muchos, Kariwa a quienes conocíamos por el Monster del Rock ha logrado una evolución musical mucho más agresiva, mas centrada en su idea, Info como siempre a la altura, para mí es un acto que funciona mucho mejor en la oscuridad, está diseñado para eso, pero mantuvo la contundencia y la calidad de su interpretación, como siempre cuidadosos en cada detalle, Lo de Tenebrarum es de destacar, una alineación diferente con Nataly Ossman quien le imprime un ambiente poderoso y fue un gran acierto invitar a Elvis de Estados Alterados para su versión de “El Velo”, el sonido de su voz causó una revolución en la gente lo cual demuestra que las bandas colombianas de vieja data aun mueven las fibras de los rockeros.

Nataly Ossman (Tenebrarum)
Angra es un conjunto de músicos virtuosos, han pasado por todo, mucha gente critica los cambios porque extraña la alineación original, pero lo cierto, es que su ejecución en los instrumentos asombra, musicalmente hablando fue de lo mejor, también contaron con invitados nacionales para hacer un homenaje a André Matos, recientemente fallecido y que pudo haber sido más contundente, pero fue lo suficiente para que se sintiera la nostalgia de quienes los siguen fervientemente, para los demás, Angra es una muestra de musicalidad y rapidez, una banda que ha sobrellevado el tiempo de manera honesta, un gran acto.

Vaquero Negro de México y El Sagrado de Colombia dos bandas que también llaman mucho la atención por su sonido y el contenido de sus letras, son bandas que usan estructuras musicales tradicionales en el rock pero que logran transmitir un mensaje en lo que dicen, muy respetadas por el público y hay que mencionar que así fue casi todo el día, no hubo músicas que se salieran de los esquemas clásicos del Metal, de las fusiones que vemos desde los noventa entre Hip Hop y Hardcore, riff muy influenciados por Tom Morello y distorsiones secas, con muchos medios para que la gente sienta más fuerte la vibración, es interesante que a quienes gustan del Metal sigan disfrutando de estos esquemas que han sido inquebrantables en el tiempo, esto demuestra el fervor y la pasión de la escena Metal, su lealtad y su gusto sin condiciones.

Tenebrarum con Elvis Escenario Plaza
Hay actos que aún tienen que pisar más tarima, trabajar en el ensamble, algunas bandas que tienen bastante presencia en medios y redes pero que en escenario no son tan contundentes, es algo que se da hoy en día, Internet nos puede dar falsas expectativas sobre los artistas, muchos graban en estudios en donde les filtran demasiado su trabajo, hay bandas que suenan muy diferente al material grabado, hay bandas que tienen como prioridad la fama, los likes, ser reconocidos que hacer música, no está mal, cada artista tiene una meta pero personalmente nosotros disfrutamos más los proyectos de música, de canciones, de letras que de farándula, creo que eso lo compartimos con muchos fanáticos.

El festival es grande y cubrirlo completamente se hace una tarea titánica, pero las áreas de prensa estuvieron mucho mejor, no estaban saturadas y era más fácil hacer el trabajo, eso es bueno para los periodistas, pero si se siente una lejanía entre público y artistas muy pronunciada, la pasarela debe usarse para acercar más al músico al público pero en esta edición escasamente llega hasta la mitad del área de prensa, pueden calcular con esto como es de grande. Hay mucha gente pidiendo que se reduzca esta área y nosotros estamos de acuerdo, para tomar fotos y escuchar no es necesario un gran espacio, este año hay menos periodistas y esto es un avance porque se veía mucha gente bailando y en fiesta que hacia mucho más difícil aun el trabajo, podría reducirse un poco más y tal vez dar más espacio en el área interna en donde se hacen entrevistas y ruedas con los artistas, este espacio aun carece de muchas facilidades, de eso hay que aprender de otros festivales. 



Las zonas diferentes a los escenarios ofrecen actividades alternativas, la zona de emprendimiento comprende representaciones de varios almacenes y fabricantes de mercancía del país en donde se encuentran camisetas, gorras, revistas, discos y toda clase de memorabilia, hay un escenario instalado para que bandas emergentes puedan tocar en una especie de concurso, solamente hacen la fila y se montan, lo han denominado “batalla de las bandas” y funciona muy bien, siempre hubo una banda haciendo covers o mostrando sus canciones, es una buena oportunidad para mostrar la música a los que van a relajarse en las hamacas o a buscar algo diferente que no sea la multitud.

Para el día sábado también ya comienzan los sonidos más rockeros a salir a los escenarios y es en donde se dimensiona el verdadero impacto del festival este año, sabemos que el primer día siempre es de nicho pero es de los más concurridos, los calculos están entre 80 y 100 mil personas, para el momento en que Deicide estaba tocando, la marea negra no tenía final, estaban embelesados con ese infierno en escena, algo que muchos esperaban.

No se pierda nuestros podcast y galerías en esta misma página próximamente, puede seguirnos en redes sociales y usar los hashtags #Subterránica #PremiosSubterránica #ElMonsterDelRock

Subterránica
Fotos: Oscar Garzón
Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.