Header Ads

SEGISMUNDO TOXICÓMANO LANZA SU ESPERADO NUEVO DISCO DE ESTUDIO DESPUÉS DE CUATRO AÑOS

foto promocional

Segismundo Toxicómano es pasión. Es ganas de prender la mecha con melodías vocales adictivas. Con coros incendiarios, con guitarras que entran, cruzan y salen con una aparente sencillez pero con una furia que no hace prisioneros. Con una batería que cabalga infalible sobre las líneas de bajo certeras y precisas.

Uno nunca puede escapar de lo que es. Y los Segis son el dedo en la llaga y el dardo en la diana. Con el punto de mira siempre apuntando a los órganos vitales y con la canción presta para azuzar emociones, sean de denuncia, de rabia, de incomprensión, de odio y de rebelión.

Por eso, su vuelta a los escenarios no podía quedarse solamente en los conciertos. Segismundo Toxicómano publica este viernes, 22 de noviembre, el que sin duda es su mejor disco hasta la fecha. Lo es en todos y cada uno de los elementos que consideremos: composición, estudio de grabación, productores, diseño gráfico, fotografía, edición, distribución, formatos… (el vinilo es una pasada).


'Sangre Fácil' viene a cubrir la orfandad que hemos tenido de nuevos temas de su puño y letra en los últimos cuatro años porque ellos necesitan sacar de dentro los puñales en forma de canción. Si en la 'Trilogía' se retaron a hacerlo todo a la velocidad del mejor sprinter, con esta nueva entrega se lo han tomado saboreando y mimando cada uno de los detalles, trabajando duro y constante como buenos escaladores. Nada de conciertos, nada de vivir de las rentas. Y estaban tan convencidos de que su material era de tanta calidad que decidieron apostar fuerte.

Echaron un órdago a grandes y decidieron contar con Jason Livermore y Bill Stevenson, productores de NOFX, Rise Against o Good Riddance, en The Blasting Room Studios de Colorado. No porque lo guiri sea mejor, sino porque ellos, sea cual sea su país de origen, hacen magia con las canciones hasta el punto de sublimar lo que ya de por sí era sobresaliente, como ocurre en este caso.

Uno nunca puede escapar de lo que es y 'Sangre Fácil' viene con trece canciones marca de la casa, plenamente identificables a Placi, Gabi, Peke y Arnaiz. Y ojo a las letras. Han dejado varios hilos a lo largo del disco, para que el que los detecte y le apetezca que tire de ellos y disfrute, porque hacen un guiño a escritores, directores, amigos, hechos históricos y series de culto que les gustan y les inspiran.

Hay veneno y venganza en ‘¡Muérete!’. Hay autocrítica de la buena, de la que pica, en ‘Anti Héroes’, que suena hímnica desde la primera escucha. Coros melódicos de altos vuelos en ‘Entre Carroña’ o en ‘Guerra de Clases’. Asunción cabal del delirio en ‘Loco’. Trallazos de apenas un minuto, temas atípicos, como chupitos de gasolina cono ‘Adiós a la Cordura’ y ‘Revuelta’. Medios tiempos de hechuras generacionales como ‘Gloria’ y gélido y gris retrato impresionista de la sociedad corrompida en ‘La Justicia de Oso Blanco’. Declamaciones que nunca descienden como ‘No Existen Los Pecados’ y aires joteros y hooligan para el escarnio y ridiculización de los cretinos a quienes mangonean ‘Mientras Creen Que Van Ganando’. Y hasta un guiño a otras texturas más propias del rock alternativo en ‘Suburbios’. Para culminar en ‘Amanece’, con la épica de quien emerge victorioso tras más de 20 años al pie del cañón, al sudor de los escenarios y del lado de la verdad.

Uno nunca puede escapar de lo que es. Son los Segis y van al puto lío… Mejor que nunca.

Javier M. Alcaraz @elchayi
(Rock Estatal, RockSesión)
Fundacion L.A.Rock 2016. Con la tecnología de Blogger.