Últimas Noticias
Loading...

EXPLOSIÓN DE SONIDOS Y ORGANIZACIÓN: ASÍ FUE EL DÍA DE ROCK COLOMBIA 2020


Se cumplió la tercera edición de Día de Rock Colombia, un evento creado para que las bandas del país tengan un espacio digno y contundente que ha sido recibido de buena manera por el público, es el único festival nacional dedicado al género hecho en casa que está organizado a manera de los grandes festivales, este fue el primer año en que invitaron bandas del exterior.

Al ser este un evento organizado por un colectivo privado tiene varias ventajas sobre los festivales públicos a los que estamos acostumbrados para ver rock nacional, el espacio estaba bien acondicionado, había variedad de comidas y bebidas, zonas de descanse, el área de prensa tenía su propia barra, en general si uno se sentía cansado o quería tomar un descanso no había problemas, sobre todo en las horas más tempranas en donde la gente aun trataba de llegar porque el transporte hasta el lugar es bien complicado, pero hay que tener en cuenta que si un evento se hace después del peaje ya no es en Bogotá y no toca lidiar con toda la parafernalia burocrática que se inventaron en este país para poder hacer un concierto.


Las bandas en su mayoría viejos conocidos del público estuvieron a la altura, dos escenarios estaban dispuestos en el lugar, uno al aire libre y otro con una tarima giratoria en el gran salón de eventos, el sonido afuera era mucho mejor, el del salón por su acústica es un poco complicado sin embargo bandas como El Sagrado lograron sonar muy bien, presentaciones excelentes y un público que no paró de disfrutar sobre todo porque la tarima brindaba la oportunidad de comenzar un acto inmediatamente terminaba el siguiente, para nosotros las presentaciones más destacables fueron Tappan, La Urband, El Sagrado, Apolo 7, Pornomotora Kraken y por supuesto Compañía Ilimitada.

Esta última es una banda que marcó a muchos de los que vivieron los años 80´s y 90’s y viendo el trauma que tienen las nuevas generaciones con la edad y el envejecimiento es un alivio ver que la música no termina nunca en estos rockeros que dieron una buena clase de como se debe comportar una banda en tarima, trayendo varios clásicos a escena.


La organización fue muy dinámica y los horarios se respetaron eso le dio un ritmo al festival, sin pausas y no hubo muchos problemas técnicos, la gente la pasó bien y eso es el objetivo, que el público se divierta.

Por mejorar siempre habrá algunas cosas, por ejemplo rotar un poco el cartel, hay varias bandas que repiten los tres años y existen otras en Colombia que pueden aportar nuevos sonidos a un festival de estos, es un espacio valioso que le da estatus al rock colombiano, es un espacio serio que demuestra que aun puede haber un nicho de negocio en la música que nos gusta, la asistencia estuvo bien y el festival logró varios patrocinios que alientan a nuevos empresarios o promotores a tomar riesgos como este, porque con el rock siempre es un riesgo.


Para quienes son conocedores del rock latinoamericano, bandas como Caramelos de Cianuro o División Minúscula son un plato que poco se sirve por estas tierras y era buena oportunidad para disfrutar de las bandas en vivo.

En general, buen balance para el Día de Rock Colombia, un espacio divertido que nos brinda la oportunidad de decir, acá estamos a quienes nos gusta el rock.

@felipeszarruk
fotos: Oscar Garzón

Compartir en Google Plus

Acerca de Subterránica

Subterránica es un colectivo de medios independientes que gestiona espacios de creación, difusión, circulación y reconocimiento para las artes. Activos desde 2002 somos considerados uno de los medios más importantes del continente para el periodismo cultural y las prácticas artísticas.