Hasta el momento ningún aspirante a la presidencia se ha pronunciado respecto a las artes ¡Les vale ver#$!

Normal, en un país en donde la cultura es considerada lo que se ve al final de los noticieros y lo último por lo cual preocuparse, en donde la producción audiovisual no conoce otra cosa que las balas, la mafia y las putas, en donde la música es el bolsillo de los corruptos de la mano de Idartes y Sayco, no se puede esperar que cambie al menos en los próximos mil años.

¡Ninguno! ningún medio, ni grande ni pequeño realizó siquiera una nota sobre el informe de corrupción tan impresionante de la contraloría sobre Rock al Parque, su directora salió en silencio, al igual que estuvieron los medios para no ser “vetados” o perder su credencial de prensa en los conciertos. Así es Encanto ¿Qué le hacemos?

Los escenarios destruidos, los bares han quebrado, nunca hubo ayudas para los músicos ni artistas de otras artes, solo para los amigos, es posible que nos vuelvan a encerrar y sin embargo, ninguno de estos politiqueros que se disfrazan de mesías ante el rebaño ha pronunciado una sola palabra sobre el futuro de las artes en este país agropecuario en donde solo la ruana y el acordeón parecen tener futuro. Y atención, las artes no deberían necesitar de los gobiernos, son como agua y aceite, pero acá, en esta patria en donde un queso es un lujo, el gobierno es el único que tienen el capital para poder mejorar las practicas. Y lo ha hecho, pero con los parceros.

Solo en Bogotá tenemos cuatro mil bandas activas de rock, no piensen en ellos como artistas, ya que su cabeza da para más, piensen en los músicos como votos, con promedio de cuatro integrantes por banda tenemos al menos 20 mil personas esperando a que se pronuncien, ¡pero no! lo importante es la sarta de heces que siempre sale por sus bocas prometiendo para no cumplir. De hecho, este no es un llamado a los candidatos, es a los músicos ¡tengan dignidad! Recuerden que el problema más grave no es que se roben los presupuestos para la cultura, el problema más grave es que además viven sacando leyes y normas para cerrar escenarios, bares, tener un concierto en Bogotá en un problema, hacer un evento es un problema, hay que lidiar con burocracia y sobornos, es patético.

Aaah, la última gran decepción, Claudita, con tanto amor que votamos por ella, ¿para qué? ¿El virus vampiro terminó de matar las practicas artísticas de esta ciudad y la verdad que se puede esperar, ¿Qué va a entender un juez de rock? La mayoría de jueces son hijos de papi colocados en el puesto por amigos, el arte les importa un huevo. Lleven una guitarra a Idartes y pidan que toquen un acorde de Do mayor, ¡no tienen ni idea! Pídanle a uno de los millonarios “maestros” de Sayco, los directores, que les lea una partitura. ¿Cuál es la profesión de los ministros de Cultura de esta finca agria y vacía? Aaah los colombianos, con nuestro optimismo tóxico pensando que esto es Encanto y que esto se compone.

¿Cuál será el problema del nuevo presidente de esta mal llamada patria? Que no importa si es de izquierda, de derecha, de centro, no importa su pensamiento, siempre será otro colombiano, y nosotros los colombianos pareciera que no somos inteligentes, somos facilistas, somos avaros, somos violentos, solo nos importa el dinero, para qué, para qué pensar en las artes si eso no sirve, eso es igual que el título, un adorno en la pared.

Ahora vayan y voten por lo de siempre que estamos bien.

Saludos

@subterránica. 

Compartir en Google Plus

Acerca de Subterránica

Subterránica es un colectivo de medios independientes que gestiona espacios de creación, difusión, circulación y reconocimiento para las artes. Activos desde 2002 somos considerados uno de los medios más importantes del continente para el periodismo cultural y las prácticas artísticas.