Momentum Vitae lanza Back for More, un anhelado encuentro con el pasado.


“No encuentro paz, necesito dormir, es casi ya media noche. Mi cabeza está drogada por ti, mi droga preferida, mi elegida, mi juguete para adultos... No puedo sacarte de mi cabeza, mis neuronas se disparan como una bestia sin cadena. Me metiste adentro, cerraste la puerta con llave y aquí me tienes volviendo por más”.

Estos fragmentos parecen describir la relación que la banda bogotana tiene con la música de los años 80 y 90, incluso de los 70, una relación marcada por intensos recuerdos convertidos en una especie de obsesión que se percibe en Back For More, la canción que da nombre a su segundo álbum en inglés y que será lanzada en plataformas digitales el próximo 13 de abril.

En esta oportunidad, Back For More (BFM), el álbum, será presentado en formato CD y posteriormente compartido en todas las plataformas digitales, arrancando en abril con Back For More, el sencillo. Y es que MV insiste en evocar ese pasado en el que, en palabras de Pablo (vocalista) “tú te hacías dueño de la música una vez la comprabas, pero, antes de hacer la inversión, tenías que estar seguro de la importancia que iba a tener en tu vida. Por eso la valorabas más y la conexión con ella se volvía más auténtica”.

Esa especial conexión que tiene la banda con el viejo rock es la que la obliga a “volver por más”. Por eso decide viajar hacia atrás en el tiempo, rescatar algunos sonidos y darles un nuevo aire de modernidad, esperando que el público se conecte de la misma forma. “En un principio, el proyecto Back For More (BFM), se hizo pensando en aquellos que extrañan bandas como Pink Floyd, The Cure, Red Hot Chili Peppers y por supuesto U2”, asegura Diego, baterista de la banda.

Ahora, después de Shame On You, el primer sencillo del álbum lanzado con éxito el pasado mes de enero, llega Back For More, canción escrita por Pablo y que como él afirma, inicialmente tenía una línea de bajo muy punk pero poco a poco se fue transformando cuando Johan (guitarra), quién por ese entonces hacía parte de un ensamble de salsa, la convirtió en un ‘tumbao’. Johan, comenta por su parte “yo quería que el bajo fuera una parte propositiva, rico melódicamente y con elementos rítmicos interesantes que delinearan una idea musical. Por eso ese sabor quedó ahí metido convirtiéndose en elemento determinante”.

Este nuevo álbum, que cuenta con la producción musical y los arreglos de Andrés Valencia, con el respaldo de Groove Studios y con la participación de Amós Piñeros vocalista de reconocidas bandas como Ultrágeno y Tequendama, promete ser un set de poderosas melodías que abarcan distintas temáticas de la vida humana. También “Vamos a escuchar sintetizadores, bajos sugerentes y progresiones melódicas familiares, aunque no tan estándar, porque tenemos a Johan que todo lo envenena”, finaliza Pablo.