Post Top Ad

La mirada Subterránica

Lo mejor de la música

Post Top Ad

No hay momento más gratificante que poder escribir sobre Rock en un país en donde no diferencian al Joe Arroyo de Nergal. No quiero alargarme mucho, El Monster del Rock es el espacio por excelencia para escuchar, conocer y apreciar a las bandas que hacen Rock y Metal en el país, porque está demostrado que los demás espacios, por más que traten siguen o viciados o tratando de hacerle creer al público que la Salsa es lo mismo que el Thrash Metal, la única contribución que hacen es desconfigurar cada día más el género, pero eso sí, llenándose los bolsillitos a costa del ripio que va a hacerle cuernos a Celso Piña. ¡¡¡En fin… como dijo mi abuelo un día, eso es lo que hay vida hijueputa!!!

¡Pero no en el Monster! Y menos en la batalla del pasado 14 de mayo, de esos días en los que no importa si hay o no jurados, cualquier nombre que digan merece pasar y merece ganar, cinco bandas que resaltan sobre toda la escena y en pocas palabras vamos a resumir el por qué.

Áspides nos visitó desde Tunja y de una vez prendió el escenario, tengo que hablar en este momento del estilo de esta banda que se asemeja a otras en la escena como Steelratt y que toma claramente la influencia de la voz de King Diamond. Acá es donde tenemos que volvernos lo que los poco estudiosos de la música llaman “radicales”, este estilo de canto le parece cómico incomprensible a cualquier amante de Maluma o de Kiss, este tipo de canto es una joya perdida en los géneros del Metal y por lo tanto se hace tan exclusivo, pero hacerlo bien es difícil y Áspides lo tiene claro. La banda es la evocación perfecta de aquellos años dorados del Metal cuando era sencillamente “El Metal” y son una excelente propuesta para pasar un buen rato, y esto es mucho decir para el actual momento de la escena. A esta banda se le nota una trayectoria sólida y sería genial verlos en festivales y escenarios más grandes, hay que mantener vivo el Metal en sus formas más poderosas.

The Sick Blues es una banda que ya tiene claro cómo es que deben desenvolverse en cualquier situación, lo que más gusta de la banda es su versatilidad para adaptarse a cualquier escenario y su facilidad de cambiar el nivel  de “feeling” de acuerdo a lo que está sucediendo, personalmente los he visto en algunas ocasiones y algunos videos de presentaciones en streaming y no es fácil encontrar bandas que se sientan cómodas en cualquier situación, lo que hicieron en El Monster fue increíble porque  entendieron que estaban ante un público ajeno y más rockero y colocaron a gritar al bar completo, gran parte de esta energía recae en su vocalista que sabe conectar con el público sin ser ya  saben “lambón” con él, sino al contrario, estableciendo desde un principio que quienes están en la tarima para  llevar un mensaje son ellos. Poderosa banda.

Un saludo muy especial a la banda Caleña Rex Marte, quienes estuvieron en tarima como invitados especiales, nos dieron un recorrido por un repertorio bastante cósmico, una puesta en escena diferente, nominados el año anterior a Los Premios Subterránica, fue un honor tenerlos en vivo. ¡Gracias!

Tengo que hablar de Mad Dogs, y lo que quiero hacer es elogiarlos. Yo no estoy acá para decir que es lo bueno o lo malo de cada banda y menos cuando puedo es resaltar lo bueno. Conozco a Mad Dogs desde hace años, han participado en todas las actividades de Subterránica, siempre los he considerado amigos y colegas de camino, los vi muchas veces y hemos compartido tarima, bueno, lo había hecho porque lo que vimos en El Monster no fue la misma banda. Hace un tiempo decidieron hacer un cambio radical en su alineación, un cambio importante ya que quien cambiaba era el vocalista, es decir, la identidad del mensaje de la banda. La estética de Mad Dogs siempre ha girado en torno a los años dorados del Heavy metal y el Glam Metaly esto se enriqueció de manera visual. Pero sobre todo que ahora se escucha una banda que es representativa del género y que no se ve forzada, se disfruta y ellos obviamente también lo están disfrutando. Mad Dogs viene de ganar un concurso importante y llamaba mucho la atención, pero nos dimos cuenta el por qué, creo firmemente que la banda ha alcanzado su madurez en el estilo y en loque se buscaba, ahora el camino que queda es la consolidación en la escena, los festivales, los espacios que sean especializados para este género en un país tan difícil para ellos. Personalmente, fuera de los jurados quiero decir que me sorprendió mucho y que espero hacer muchas cosas con esta banda, ya no concursos, Mad Dogs está lista, están claros, los disfrutamos y ahora son un show muy muy entretenido y rockerísimo. Felicitaciones.


Bueno, desde Medellín llegó entonces Black Mulatto, por el nombre yo esperaba una papayera, y aunque ya me habían hablado de ellos, cuando los vi y supe que eran un dueto de bajo y batería pensé en que las últimas bandas que hemos visto con este formato nos volaron la mente… ah juemadre, ¿Cuánto se puede tardar un dúo en el camerino? Pensábamos, hasta que vimos lo que siempre queremos ver en las bandas, ¡Show!, estrellas, personalidades, trajes, conceptos y por supuesto excelentes composiciones. Black Mulatto transforma el significado de ese nombre a algo irónico y muy potente después de comenzar a escucharlos en vivo. Suenan a mucho más que bajo y guitarra, usan los recursos digitales de manera asombrosa, solo ellos dos, con todo lo que sus instrumentos le brindan, ahí no hay más y eso es lo realmente valioso, el rock, es una banda de rock, que tiene elementos de otros géneros sí, pero es una banda de rock, punto. No hay más, conquistó al público, conquistó a los jurados y se convierten en el primer semifinalista de la noche. Desde Medellín nos trajeron un plato para repetir, una fiesta de rock que vale la pena esperar de nuevo a ver que va a suceder.

¡¡Y Para terminar vino lo que yo llamo un “¡¡UY jueputa”, “UY JUEPUTA!!” ¿Qué pasó? Estos muchachos tan jóvenes y con pinta de poco metaleros de repente explotaron en el escenario, de repente las guitarras eran como bombas y una chica que había estado muy tranquila en el bar se convirtió en un demonio que lanzaba frases fuertes, agrestes, poderosas. R.O.R, Remain on Revolution fue la sorpresa, lo que no parecía que sería, pero fue más allá de cualquier expectativa, un nombre que jamás habíamos escuchado pero que ya no se nos va a olvidar, eso es lo que una banda debe hacer, hablar con su música y en este caso con su potencia. Indiscutible, unánime, semifinalistas.

Tres jurados votaron de la misma manera: Black Mulatt/R.O.R, el cuarto jurado difirió en: Black Mulatto/Mad Dogs y el voto del público lo ganó increíblemente la bandade Medellín Black Mulatto para dar los dos nombres definitivos.

Tal vez al leer el artículo pueden pensar que me dediqué a alabarlos, pero no se equivoquen, cometimos muchos errores, ustedes y nosotros, pero en este escalón del concurso lo que buscamos es que conozcan cuáles son sus puntos fuertes, por qué es que gustan y que es lo que tienen para continuar adelante, ya en la otra etapa la cosa es diferente. Pero quiero ser honesto, de verdad honesto, las cinco bandas son excelentes bandas de rock y me parece que las cinco bandas deberían tener más reconocimiento en esta escena tropical y salsera, son cinco proyectos profesionales con un nivel muy alto, el nivel del Monster es muy alto, es el mejor del país y ustedes lo hacen real. 

Gracias, gracias a ustedes por seguir en este camino de la distorsión que, aunque cansa porque hay que luchar contra todo lo que sucede en Colombia, es como la heroína, pailas, ya no salimos de ahí.


Post Top Ad